Kiko Rivera no mascarilla chaqueta gruesa y gorro en la calle plano medio

Amenazan con acabar con la vida de Kiko Rivera

La guerra entre Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja, trae graves consecuencias

El conflicto que mantienen Kiko Rivera e Isabel Pantoja está evolucionando con mucho odio y rencor, pero, sobre todo, está trayendo consecuencias impensables.

Parece ser que esta guerra fría ha enfrentado no solo a madre e hijo, sino también a sus respectivos seguidores en redes sociales y sus inconfundibles fans, dispuestos a casi todo por defender a su ídolo. Los de Pantoja han sobrepasado los límites y, por el momento, nadie les está parando los pies.

El ejército pantojista amenaza de muerte a Kiko Rivera

Paquirrín aseguraba en su reciente entrevista en 'Sálvame Deluxe' que las fans más fanáticas de la tonadillera le habrían amenazado en los últimos tiempos, deseándole su muerte, metiéndose con sus hijas Ana y Carlota e incluso alegrándose tras el fallecimiento del padre de Irene Rosales

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Y es que en más de una ocasión se ha podido ver y comprobar como los admiradores de Isabel Pantoja están muy vinculados y son ultra defensores de la cantante. Han estado con ella en sus peores momentos y ahora han demostrado que su pasión no tiene límites.

Mientras Kiko Rivera defendía en el programa del domingo su propia persona y a su familia y contaba cómo este grupo de personas le amenazaba, el ejército pantojista desmentía por completo estas acusaciones a través de sus redes sociales.

En su comunicado confesaban que su único fin era ensalzar la figura de Pantoja como artista, no amenazar ni faltar al respeto a su hijo, aunque actualmente se haya convertido en el enemigo número 1 de la artista.

Además, la noche del domingo Twitter se revolucionó con la entrevista de Kiko y se hizo trending topic con el hashtag #kikovuelve. A través de este hashtag se puede comprobar como ambos tienen todo el apoyo de sus fans, pero, asimismo, el odio infinito de sus haters.

Durante el programa, varios twitteros decidían activar unas votaciones en sus perfiles para que los telespectadores que quisieran decidieran de qué parte estaban. A favor de Kiko Rivera o a favor de Isabel Pantoja. Y por lo visto el amor por la Pantoja gana.

Y, por supuesto, en este hashtag se puede encontrar un recopilatorio sobre todas las frases que Paquirrín dijo sobre su madre y que habían sorprendido a los colaboradores de 'Sálvame Deluxe', al presentador, Jorge Javier Vázquez, y a los seguidores del programa y de este culebrón.

Una de las confesiones más virales de Kiko fue cuando explicó que Isabel Pantoja obligó a la revista 'Hola' a editar la foto que se hizo con sus hijas, Ana y Carlota.

El día del bautizo de Ana, Isabel se realizó un reportaje con sus nietas y pidió que le cambiaran el color de ojos a la pequeña y se los pusieran azules. Todo porque le recordaban a su difunto marido, Paquirri.

Una exigencia surrealista de la que Twitter se ha hecho eco. Miguel Frigenti era uno de los que confesaban tener miedo con esa confesión.

Los fans de Paquirrín demuestran su apoyo al cantante: «Kiko grande»

Por otro lado, los fans de Kiko tampoco se han quedado de manos cruzadas y se han desplazado hasta Cantora para demostrar su apoyo al cantante.

Allí han dejado constancia de que el hijo de Paquirri también cuenta con seguidores que apoyan sus duras declaraciones en contra de su propia madre. Sus seguidores, a diferencia del ejército pantojista, lo hacen limpiamente con mensajes positivos para Kiko y sin despreciar a su madre.

Así, el muro de la famosa finca ha aparecido lleno de pintadas con mensajes de apoyo a Kiko. Esto ha dejado boquiabiertos a todos, ya que antes únicamente había mensajes relacionados con la coplera.

«Kiko grande» o «maravilloso» se pueden leer ahora a las puertas de la residencia de la tonadillera, al lado de otros que la alaban a ella, como «Pantoja te queremos».