Primer plano de Merche

Merche, quien canta sus males espanta

La cantante contrajo una abultada deuda con Hacienda

Merche, una de cal y otra de arena

Merche sonriente
Merche tuvo que poner a la venta su casa a causa de sus problemas económicos | GTRES

 

Merche es un ejemplo de supervivencia y fortaleza en los momentos más duros

Merche es una cantante que, sin estar en lo más alto nunca, siempre se ha mantenido con una carrera estable y duradera sobre los escenarios. Esto no quita que haya acabado bastante mal en algunos momentos de su vida.

Merche saltó a la fama a partir de que su canción No Me Pidas Más Amor, fuese banda sonora de Gran Hermano. Formó parte del jurado para seleccionar al representante de España en Eurovisión 2011 y 2014 y estuvo de jurado en Tu sí que vales,de Telecinco.

Ha publicado varios discos y ha obtenido algunos números uno. A nivel personal, mantuvo una relación de cuatro años con el cantante Álex Casademunt y posteriormente estuvo varios años con Arturo Requejo. También ha adoptado una niña originaria de India tras 6 años de tramitación.

Ruina económica y fracaso sentimental

Merche primer plano
Merche tuvo que vender su casa por un precio mucho menor al real | GTRES

En 2018, la artista afirmaba estar viviendo una "pesadilla" económica. En 2014, la Agencia Tributaria le reclamaba una deuda de más de un millón de euros. La culpa, supuestamente, fue de la mala gestión por parte de personas que contrató como gestores. 

Esta deuda la obligó a vender su casa de las afueras de Madrid por un valor mucho menor del que tenía realmente. La necesidad apremiaba y Merche estaba sin un euro. 

Con Arturo Requejo, la cosa iba tan bien que incluso ella y su hija se trasladaron al domicilio de él. Sin embargo, las discusiones y problemas dinamitaron la relación con reproches de Arturo hacia Merche, según fuentes cercanas. Él empezó una nueva relación con Alexia Rivas y su intención inicial era contar los motivos de la ruptura en televisión.

Finalmente parece que esto no ha pasado y que ambos hacen vidas por separado. Merche sigue trabajando, sigue pagando su deuda y sigue con su vida, sin pensar por ahora en rehacer su vida sentimental.