Enrique Ponce paseando de la mano de Ana Soria con las mascarillas puestas

Enrique Ponce y Ana Soria no van a pasar Nochebuena y Navidad juntos

El torero tiene pensados otros planes para estos días tan especiales

Ésta es la primera Navidad de Enrique Ponce y Ana Soria. A pesar de ser una fecha muy especial, la estudiante de Derecho y el diestro valenciano no la van a pasar juntos. El torero tiene otros planes junto a su ex pareja, Paloma Cuevas, y la familia de ésta.

Todo apunta a que la ‘socialité’ y el diestro valenciano van a pasar las navidades juntos como en años anteriores. Al parecer Paloma Cuevas no ha puesto ningún impedimento, ni sus padres tampoco, para que Enrique Ponce esté en estas fechas tan señaladas junto a sus hijas, Paloma y Bianca. Y es que, a pesar de que no han funcionado como pareja, la andaluza y el valenciano aseguran tener muy buena relación.

Una decisión irrevocable

Aunque pueda resultar un tanto extraña esta situación porque su divorcio todavía no está firmado por parte del diestro valenciano, Paloma Cuevas tiene muy clara su decisión. De hecho, hace unos días la ‘socialité’ aseguraba que no hay vuelta atrás. Prueba de ello es que hace aproximadamente un mes la andaluza firmó el documento que pone punto y final a su relación matrimonial con el padre de sus dos hijas. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Paloma Cuevas quiere cerrar así este capítulo de su vida, una relación que ha durado más de dos décadas y lamentablemente terminó hace unos meses por falta de amor.

Una relación cordial

A pesar de ello, la andaluza y su ex pareja siempre van a tener un nexo de unión muy importante, sus hijas Bianca y Paloma. Por su bien la ex pareja ha decidido mantener siempre una relación lo más cordial posible y por eso Enrique Ponce acude a verlas siempre que puede aunque estén con su ex.

«Paloma nunca ha puesto ningún impedimento y tampoco sus padres. Todo lo contrario, fomenta la presencia en la vida de las niñas, y siempre que lo desee, Enrique tiene la puerta abierta. Lo único que quiere es mantenerlas al margen de todo lo que se dice y se cuenta. Siempre ha sido un buen padre y las niñas lo adoran. Cuando viajaba a México y a Colombia, las llamaba varias veces al día. Otra cosa es que haya gestionado mal sus tiempos», aseguran fuentes cercanas a la ex pareja a ‘Vanitatis’.

El torero y la ‘socialité’ son una prueba de que hay ex parejas que pueden llevarse bien a pesar de las circunstancias y por sus hijas hacen todo lo que sea necesario. De hecho, el torero sigue teniendo las llaves del domicilio de Madrid, aunque antes de ir llama para avisar.

Además, la pareja fue vista hace tan sólo unos días acudiendo junta al colegio de las niñas, donde se celebraba una representación musical con motivo de la Navidad. Esta actuación tuvo lugar al aire libre para respetar las medidas sanitarias actuales y la presencia del torero sorprendió a unos cuantos.

Fiestas en familia

Como este año ha supuesto un cambio bastante brusco para las niñas por la separación de sus padres y la crisis sanitaria, Enrique Ponce y Paloma Cuevas tienen previsto pasar parte de las fiestas juntos. La idea es que compartan Nochebuena y Navidad en Madrid.

Con Ana Soria, su familia y los amigos de la joven el diestro valenciano tiene pensado pasar la Nochevieja y Año Nuevo. Y es que también quiere tener hueco para disfrutarlo con su nueva pareja, de la que está muy enamorado. Tanto es así que la estudiante de Derecho y el torero valenciano han decidido ampliar la familia con un bonito cachorro que ya vive con ellos desde hace unas semanas en su nidito de amor.