Ana Soria paseando cogida de la manoo de Enrique Ponce

Enrique Ponce se cansa y dice basta: Se acaba 'la luna de miel' con Ana Soria

El torero quiere acabar con la atención mediática que tiene su noviazgo con la almeriense

Enrique Ponce se ha cansado de la exposición mediática de la pareja que forma con Ana Soria. Hace unos días, el torero borraba todas las imágenes de 'Instagram' donde aparecía con la almeriense. Como explicó la periodista Marisa Martín Blázquez en 'Viva la vida', el matador «tiene una hija más mayorcita y quizás es algo que pueda doler. Enrique quiere mantener una buena relación con sus hijas y con Paloma. Si ha hecho eso es pensando en sus hijas», ha explicado.

Ponce emprenderá acciones legales contra las informaciones falsas publicadas

«Así no se puede vivir. Me están amargando la vida», ha confesado el propio Ponce. En 'El programa del verano' transmitieron el sonoro enfado del torero, que se encuentra «reventado con la situación y desbordado» desde que salió a la luz su separación de Paloma y su relación con Ana Soria. El diestro no está acostumbrado a tanta atención mediática y ha advertido que tomará acciones legales contra las informaciones falsas que se publiquen.

Enrique Ponce toreó este pasado sábado en Mérida, tras la tristeza que supuso la anulación en el último momento de la corrida de Alcalá de Henares. «A Mérida llegó con idéntico entusiasmo de todas las tardes de este raro verano que está protagonizando pero con un punto mayor de reposo. Estuvo especialmente centrado en el cuarto, un toro sin cuello y tocado arriba de pitones de Matilla que arrolló en los primeros tercios [...] Inteligente, templada y sentida resultó la obra del Maestro de Chiva que fue coronada con una gran estocada. Las dos orejas le supieron a gloria», rezaba la crónica de la faena en el diario 'El Mundo'.

No se vio en la plaza a Ana Soria y sí se encontraba allí fue más discreta que en otras ocasiones. Sí es ciero que unas horas antes ambos habían compartido la misma imagen en sus 'Instagram stories' de la catedral de Almería.

«El único beneficio que persiguen ambos es el bien de las menores»

El matador quiere desconectar en su vida privada. Como ya apuntó Paloma Barrientos en 'Vanitatis', el divorcio con Paloma Cuevas va bien y se firmará, en principio, de mutuo acuerdo. «El único beneficio que persiguen ambos es el bien de las menores. Paloma lo tiene claro, aunque haya sido la parte damnificada: hará todo lo que esté en su mano para que la estabilidad sea la pauta de la familia. Y en este sentido, Enrique también lo ve así. Ha dado una imagen desconocida y frívola, pero eso nada tiene que ver con el planteamiento del divorcio y los temas relacionados con las hijas, a las que podrá ver siempre que quiera. Lo único que buscan es que sean felices», aseguraban a 'Vanitatis'.