Anabel Pantoja se toca la oreja

La drástica decisión que Kiko Rivera ha tomado respecto a su prima Anabel Pantoja

El clan de los Pantoja se resquebraja a pasos agigantados desde que saltara el escándalo de 'Cantora, la herencia envenenada'

Parece que después de que Kiko Rivera  arremetiese con dureza contra su madre, Isabel Pantoja, por la herencia de su padre, la relación entre el Dj y su prima, Anabel Pantoja, también se vio gravemente afectada.

En un primer momento, Kiko achacaba a Anabel el no posicionarse de ningún lado, además de trabajar en televisión y comentar sobre los problemas familias. El principal problema llegaba después de que la sobrina de la tonadillera defendiera a capa y espada la posición de su tía respecto a las adicciones de Kiko.

Para Irene Rosales, mujer del Dj, las palabras de Anabel supusieron una auténtica ofensa, ya que ella fue la única que estuvo al lado de su marido en los momentos más duros, cuando se pasaba toda la noche en vela esperando a que Kiko volviese de los bolos, y rezando para que no hubiese vuelto a consumir.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

De hecho, Irene entraba en directo completamente furiosa para desmentir a Anabel, quien destacaba el gran apoyo que le había brindado Isabel Pantoja a su hijo. 

«Hice esa llamada porque vi un fragmento de lo que se estaba emitiendo en 'Sálvame' en el que Anabel decía que su tía, con respecto a las adicciones de Kiko, lo había hecho todo. Me sentó muy mal, podría haberse callado en vez de decir eso. Yo lo pasé muy mal y en ese proceso estuve sola con la ayuda de nuestro compadre Fran», explicaba la mujer de Kiko Rivera

«Estallé porque no se dijo la verdad, no es verdad que Isabel haya ayudado todo lo que ha podido. No basta con llevárselo una semana al Rocío. Me pilló a mí sola con mis dos hijas pequeñas y el hijo de Kiko», recalcaba al respecto.

«Fue muy duro lo que vivimos. Yo he tenido que ver cómo a mi marido le daban temblores y ataques de ansiedad. No es nada fácil ver a tu marido así cuando se está quitando de una adicción tan grande. El peor momento fue cuando acabó el verano, porque los días se hacían más grises. Kiko estaba enfadado consigo mismo y con el mundo».

Unas palabras que afectaron muchísimo a Anabel, a la que incluso se negaron a cogerle el teléfono, y es que su relación ya no ha vuelto a ser la misma desde entones. Algo, que le afectó muchísimo, ya que ella siempre había estado muy unida a su primo. Además, quiere a sus hijos como si fuesen suyos, y siempre disfruta pasando tiempo con ellos.

Ese rechazo de su primo, hizo sentir a Anabel como si no hubiese estado a la altura cuando sufría tanto por sus adicciones, aunque él jamás lo haya admitido. «Le llamé, no para llorarle, sino para darle una explicación, igual que le pedí a Irene que me llamara y lo hizo, él no me cogió el teléfono, seguramente, porque conociéndome pensaría que me iba a poner a llorar».

«Ahora se me va a decir que no me encargué? Preguntadle a Irene cuántas llamadas de teléfono porque ya está bien, yo no quiero medallitas de nada, pero yo no he estado en ese momento porque se me dijo que tenía que estar solo. ¡Y tengo la conciencia muy tranquila. Si él está molesto porque no he estado a la altura tiene mi número diez años y hablo con sus hijas diariamente», aseguraba.

Poco después, Kiko le respondía con dureza afirmando públicamente que la relación ya no era la misma que cuando eran unos niños, y que al crecer, cada uno había hecho su vida. 

Así, con la inminente vuelta de Isabel Pantoja a la televisión, y el gran apoyo que Anabel ha vuelto a mostrarle a su tía, parece que definitivamente el Dj le ha cerrado las puertas de una vez por todas. Al menos, en las redes sociales, donde la Pantojita se ha llevado un gran mazazo al comprobar que su querido primo la había dejado de seguir.

Una drástica decisión que ha tomado a la vuelta de su viaje a Nepal junto a Jesús Calleja. Así lo anunciaba a través de stories, donde les comentaba a sus seguidores que tenía pensado hacer una limpieza de sus redes sociales. «Sigo a quienes son mis amigos y a los que me caen bien».

Y, parece que Anabel ya no forma parte de esa selecta lista. «Me ha empezado a escribir mucha gente para decirme que me había dejado de seguir Kiko», ha explicado en ‘Socialité’. «Comprobé que me había dejado de seguir y me quedé un poco en shock. Le voy a respetar, él tiene su familia, su núcleo, hay muchos que le queremos y que no podemos estar en su día a día».

Según cuenta, ella valora muchísimo el apoyo que Kiko le está brindando a su novio Omar durante su paso por 'Supervivientes'. «Ha tenido el detalle de subir un cartel para salvar a Omar en ‘Supervivientes’, y si se comporta bien con la persona que amo, tiene todo mi respeto», alegaba.

Aunque, eso sí, no ha negado que lo que ha hecho su primo le ha dolido. «Me ha dolido, porque yo no he colgado nada ni he tenido una actitud que le pueda molestar. Todo el mundo es libre de seguir a quien quiera. Yo le sigo, quiero que esté bien y que sus hijos y su mujer estén bien. Que todo el mundo sea feliz».