Primer plano de Lina Morgan

El secreto que Lina Morgan se llevó a la tumba, desvelado: su gran amor

Lina Morgan nunca habló de sus amores

Lina Morgan dejaba huérfano al mundo del espectáculo hace ya siete años. Fallecía el 19 de marzo de 2015 de una manera muy discreta y silenciosa. Era uno de sus pocos deseos y así se lo había transmitido a su mano derecha.

Su muerte se conoció al día siguiente de producirse y eso porque se instaló su capilla ardiente en el teatro de La Latina, en Madrid. El tramo final de su vida lo había pasado entre su piso del barrio del Niño Jesús y el hospital Beata María Ana de Jesús.

Los últimos meses de vida de Lina Morgan fueron muy duros. Una larga enfermedad le hizo mella en lo físico. No quería recibir visitas de nadie, ni de sus amigos más íntimos.

Se encargó de que su chófer, Daniel Pontes, que acabaría siendo su heredero universal, cumpliera con todos sus deseos. Solo pretendía mantener la intimidad y que nadie la molestara. Su empleado fue acusado de crear una coraza inaccesible en torno a ella.

En realidad, lo único que estaba haciendo era obedecer las órdenes de su jefa. Cuando ella hablaba, los demás escuchaban y ejecutaban. Era una mujer de mucho carácter, algo que no evidenciaba cuando se subía al escenario.

Siempre fue muy hermética para todo, incluso para hablar de sus amores. Nunca se le conoció ninguno importante, aunque con el tiempo algunos de sus allegados fueron poniendo sobre la mesa algunos nombres.

Foto de Lina Morgan
Lina Morgan fue muy discreta con sus idilios. | Europa Press

En La Razón desvelan algunas de sus conquistas. Uno de ellos fue Manolo Zarzo, que se trató de un romance de juventud. También consiguió enamorar a un empresario con el que acabaría rompiendo al poco tiempo. 

Le hizo elegir entre su profesión o él. La actriz lo tuvo claro y prefirió seguir con su carrera artística, que era en realidad lo que siempre le había apasionado. Nadie le podría alejar del teatro.

La lista de amoríos de Lina Morgan es mucho más extensa de lo que nos imaginamos. También se le relacionó con el hijo de un tenor, un productor de nombre Julián o un casado al que abandonó porque no se separaba de su mujer. A ello se le uniría el heredero de una tienda de electrodomésticos del centro de Madrid, un futbolista y un torero.

Consiguió conquistar a más de un famoso, pero su discreción impidió que se conociera la identidad de estos personajes. En algunos casos, sus familiares o los propios interesados no veían con buenos ojos que se dedicara al mundo de las vedettes.

Pero el único hombre que la llegó a enamorar fue su hermano José Luis, por el que sentía verdadera admiración. Trabajaron muchos años juntos, hasta que una enfermedad se lo acabó llevando. Tenía apenas 53 años y una larga vida por delante.

Foto de Lina Morgan recostada en un sofá
Lina Morgan sintió mucho amor por sus hermanos. | Europa Press

Lina Morgan siempre encontró consuelo en su familia

Aunque Lina Morgan no consiguiera triunfar en el amor, siempre tuvo a su lado a su familia. Una vez que falleció José Luis se refugió en su hermana Julia. Se convirtió en su gran confidente, en la persona a la que podía desvelarle todos sus secretos.

Pero la muerte hizo que también perdiera a uno de sus grandes apoyos. A partir de estas dos pérdidas, la actriz admitía que "me siento muy sola. Se me fueron mis dos pilares, mis dos amores más fieles".

Añadía que "la vida me ha dado golpes terribles. La gente solamente ve a la actriz que hace reír y se olvida de la mujer que también sabe sufrir", comentaba.

Pasan los años, pero el recuerdo de Lina Morgan se mantiene. Se fue a los 78 años después de hacer reír a muchas generaciones. Una mujer entrañable y con una vis cómica insuperable.

EL VÍDEO DEL DÍA

▶️ Francisco, el discreto hijo de Concha Velasco estuvo a punto de morir