Primer plano de David Bustamante muy serio

David Bustamante no está bien: 'Las he pasado canutas'

El cantante se ha sincerado sobre su situación económica

David Bustamante  ha vuelto a hablar sin tapujos sobre su situación económica en un ejercicio de sinceridad que muchos han aplaudido.

🔊 Escucha esta noticia en Ivoox:

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Hace unos meses, el cantante hacía alarde de su buen sentido del humor al definirse como "un perfumista que canta" en el programa La Resistencia de David Broncano.

Lo hacía entre risas al señalar que vendía una de sus colonias cada 30 segundos, algo que ni en sus mejores sueños podía conseguir con sus discos. 

Su afirmación sirvió para desatar las risas en el plató, pero también para poner de manifiesto la humildad del extriunfito y la dura realidad del mundo artístico.

A pesar del éxito y la fama que ha cosechado Bustamante, 'no es oro todo lo que reluce'. La industria musical está plagada de cifras millonarias, pero también de grandes obstáculos que dificultan la andadura de los cantantes.

Por esta razón, el cántabro ha querido abordar nuevamente su situación económica, aunque desde un punto de vista más serio.

En una entrevista concedida a El País, el cantante se ha sincerado sobre los problemas que ha tenido como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Una confesión que ha servido para humanizar una profesión que muchas veces se estigmatiza.

David Bustamante se sincera sobre su situación económica durante la pandemia

Durante la entrevista, el exconcursante de Operación Triunfo ha querido aclarar que su situación financiera depende directamente de los beneficios que genere por su trabajo.

Su éxito no genera dinero por sí solo y su trabajo, por muy bien pagado que esté, no es una fuente inagotable de dinero.

De hecho, Bustamante no ha tenido tapujos al confesar que su situación económica se ha visto muy perjudicada por el parón de actividad derivado de la pandemia del coronavirus.

"Soy un autónomo que lucha, que las ha pasado canutas en la pandemia, a quien nadie le ha regalado nada ni tiene un apellido noble. Ni un sueldo vitalicio ni ayudas de ningún tipo", decía el exmarido de Paula Echevarría.

Debido al confinamiento y a las posteriores restricciones, el cantante tuvo que suspender su gira. Una situación "realmente dura" que fue más allá del ámbito de lo profesional y lo económico, ya que le pasó factura a nivel emocional.

"Fue el momento más oscuro de mi vida. Tener que aplazar una gira y estar tanto tiempo sin subir al escenario, sin ver a mi gente, al público. Corría del salón a mi habitación como un loco", añadía el cantante en El País.

David Bustamante se reafirma como una persona humilde de 'clase obrera'

Afortunadamente, tras los peores momentos de la pandemia, Bustamante ha podido reanudar sus conciertos e iniciar otros proyectos que le permiten volver a generar grandes ingresos.

Es el caso de su debut actoral como protagonista de Ghost, el musical basado en la película homónima que llegó este mes de septiembre al Teatro EDP Gran Vía de Madrid.

Sin embargo, el privilegio de tener un trabajo muy bien remunerado no significa en ningún caso que el extriunfito haya olvidado sus orígenes humildes. Antes de saltar a la fama trabajaba muy duro de albañil en la construcción y, ahora, sigue esforzándose a diario por crecer como artista.

"Yo sigo siendo de clase obrera, igual que toda mi familia. Meto más horas que nadie, viajo, me esfuerzo. Me duele todo el cuerpo porque debo estar en forma para ofrecer buena calidad en mis conciertos", ha reivindicado en la entrevista.

Aunque la fama le ofrece facilidades, lo cierto es que el de San Vicente de la Barquera ha demostrado estar siempre atento a todas las oportunidades laborales que puedan surgirle.

No solo hablamos del merchandising que ha creado gracias a reforzar continuamente su imagen, sino a sus constantes apariciones en programas televisivos.

Sus recientes participaciones en formatos como Masterchefy El Desafío no dejan de ser trabajos que el artista acepta para complementar los ingresos derivados de la música.

"Aquí o curro o se acabó", concluía intentando evidenciar que tiene que emplearse a fondo para mantenerse en lo más alto y ganarse la vida.