Imagen de Carmen Janeiro en su casa

La única tía que quiere a Andrea Janeiro se va de España: Carmen se muda

La hermana de Jesulín de Ubrique se ha preocupado siempre por la primogénita del torero

Carmen Janeiro y su pareja, Luis Masaveu, se van de España. La tía de Andrea Janeiro ya está preparando las maletas para poner tierra de por medio y continuar con la vida alejada del foco mediático que eligió hace años.

En noviembre de 2019, salió a la luz la relación de la hermana de Jesulín de Ubrique con el descendiente de la saga familiar vinícola de los Masaveu, un romance que había estado escondido durante mucho tiempo. La pareja ya está más que afianzada y se mantienen ajenos a la vida mediática que tanto parecía gustarle hace años a Carmen Janeiro. 

Por cuestiones de trabajo, Luis Masaveu tuvo que marcharse a Portugal hace algún tiempo, lugar en el que reside actualmente, mientras su pareja permanece en España todavía.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Tras unos meses separados, la hermana de Jesulín de Ubrique quiere volver a compartir techo con su novio. Por eso estaría preparando ya las maletas para poder irse cuanto antes y reunirse con él en el país vecino.

Una lujosa mansión 

Hace unos meses, la tía preferida de Andreíta y su pareja decidían poner a la venta el espectacular chalet en el que vivían en la Milla de Oro de Marbella por más de 4,5 millones de euros. Aunque algunos apostaban porque el motivo de la venta de esta carísima vivienda estaría relacionado con la ruptura de la pareja, lo cierto es que todo apunta a que la verdadera razón sería el traslado más continuado del empresario al país vecino.

La mansión, situada en una de las zonas más exclusivas de Marbella, es una villa de lujo de estilo contemporáneo con unas vistas espectaculares al mar mediterráneo y a la montaña de La Concha. Sus casi 700 metros cuadrados construidos sobre una parcela de 2.000 metros cuadrados está compuesta por seis amplias habitaciones dobles y 6 baños, un gran salón muy luminoso de doble altura y una espectacular piscina ubicada en su gran jardín.

Imagen de la espectacular casa en la que han residido Carmen Janeiro y su novio
La espectacular piscina es la joya de la corona de la casa | GTRES

Discreción absoluta

Parece que el futuro próximo de Carmen Janeiro y Luis Masaveu está en el país luso y no en Marbella, donde han vivido felizmente durante los últimos años, aunque la hermana de Jesulín de Ubrique ha tenido que quedarse en España más tiempo para arreglar algunos asuntos pendientes de la pareja.

Lo cierto es que la tía de Andrea Janeiro ya planea su futuro laboral en Portugal. De hecho, la excuñada de Belén Esteban tendría ya varias ofertas de trabajo sobre la mesa, la más importante relacionada con una empresa de alimentación.

Por ahora la marcha de Carmen Janeiro al país vecino no tiene fecha concreta, pero será en los próximos meses cuando por fin ponga punto y final a su vida en la ciudad malagueña.

La pareja siempre se ha mostrado discreta en todo momento y en esta ocasión no iba a ser diferente. A pesar de que los rumores de crisis sonaban con fuerza hace tiempo, en ningún momento quisieron aparecer para ni confirmar ni desmentir tales informaciones.  De hecho, ambos han seguido con sus vidas, haciendo caso omiso a lo que se decía sobre ellos. Y es que la que fuese la hermana más mediática de Jesulín de Ubrique hace años, ha cambiado de parecer y prefiere mantener su vida privada en la más estricta intimidad.

A pesar de haber dejado de lado su faceta más mediática, no puede evitar que se hable de ella en más de una ocasión en televisión. De hecho, hace algunos meses, la que fuese su cuñada, Belén Esteban, aseguraba que el contacto entre tía y sobrina seguía activo. Y es que Andrea Janeiro y su tía han tratado de llevarse lo mejor posible a pesar de las adversidades.