Primer plano de Carla Vigo sonriente

Carla Vigo, sobrina de la reina Letizia, saca su lado más humano por Isabel Pantoja

Carla Vigo ha denunciado el acoso y derribo que ha sufrido la tonadillera en su juicio

Carla Vigo está destrozada con la noticia. A punto de verse otra vez entre rejas,  Isabel Pantoja atraviesa uno de los peores momentos de su vida. Y es que tan solo cuenta con el apoyo de su hermano Agustín y Anabel  que sigue dando la cara por ella.

De hecho, tras el acoso y derribo sufrido por la tonadillera durante el juicio celebrado en Málaga, la influencer lamentaba el trato que la prensa le había dado a su tía. 

Isabel Pantoja llorando en el jugzado
Pantoja ha tenido que declarar por un posible delito de insolvencia punible | Europa Press

"¿Dónde están los derechos de un ser humano? Es un juicio, ¡no un concierto!", explotaba furiosa Anabel en redes sociales.

"La justicia es igual para todo los españoles", sostenía. "El ser humano, sea ladrón, blanqueador o asesino. Pero se ve que Isabel no, lo que importa es la imagen, los programas, la imagen humillante en un banquillo".

"El resto de personas como Messi, Ana Duato, Inmanol Arias, Shakira, acusados por delitos similares entran como en una alfombra roja y protegidos, con el respeto de la prensa", lamentaba la Pantojita. 

"Iros a la mierda sinvergüenzas, a todos lo que habéis participado en el circo de hoy. La salud de mi tía no importa, lo que importa es grabarla llorando". 

"En el banquillo, tirándole del pelo o siendo insultada, eso es lo único que os vale", sentenciaba.

Isabel Pantoja en la entrada de los juzgados
Isabel ha entrado en los juzgados rodeada de prensa | Europa Press

Por otro lado, también los hijos de Pantoja se pronunciaban al respecto. Y mientras Chabelita aseguraba estar "pasándolo muy mal".

"No he podido dormir", reconocía la joven. "Pensaba mucho en ella y en que no iba a acudir"

"Le habrán venido a la mente muchos recuerdos y ahora mismo con su estado anímico le perjudica más todavía", comentaba acerca del estado de su madre. 

"Yo sabía que no está bien, pero enfrentar a eso otra vez debe ser horroroso". Sin embargo, no todos han sido tan compasivos con  Isabel.

Y es Kiko Rivera se desmarcaba por completo. "No se equivoquen, yo ya no formo parte de esa familia, pero eso no quita que ayer fuese un día de mierda", aseguraba. 

Isabel Pantoja sentada en el banquillo de los juzgados rodeada de cámaras y periodistas
Isabel se ha sentado en el banquillo de los acusados | Europa Press

Pero, pese a ello, el Dj también se mostraba algo afectado tras ver las imágenes de la artista completamente destrozada. "Soy humano y, aunque no quiera saber nada de esto, no deja de ser mi madre".

"Ya es hora de que se ponga en manos de gente que la pueda ayudar. Aunque le duela, tiene que separarse de quien no le hace bien", opinaba sobre la depresión en la que vive inmersa Pantoja. 

"Si te equivocas, pagas, y eso es algo que, por suerte o por desgracia, es así".

▶️ Las imágenes de Isabel Pantoja al derrumbarse en su vuelta a los juzgados

Carla Vigo sale en defensa de Isabel

Pero, además de la familia, parece que a Isabel le han salido otros defensores inesperados. Por ejemplo, Carla Vigo, que no ha querido perder la oportunidad de pronunciarse al respecto.

"Dejando de lado lo que haya hecho mal nadie se merece que le humillen así", denunciaba la joven en sus redes sociales.

Carla Vigo contestando preguntas de periodistas en un photocall
Carla Vigo ha salido en defensa de Isabel Pantoja | Europa Press

"Es que mirar su cara por favor, se ve que está mal y además, ¿es legal que se meta la prensa en un juicio?", se preguntaba Carla Vigo.

"Una cosa es que estén fuera que es ya de por sí bastante feo por su parte, pero ¿dentro? No creo que puedan", apuntaba junto a varias imágenes del juicio. 

Por su parte, Ana Obregón también quiso salir en defensa de Pantoja. "Esta humillación y falta de respeto a un ser humano no se puede permitir. Y menos en un juzgado".

"Este tipo de circo mediático recreándose en el dolor tiene que acabar, pero esta gente no tiene corazón", se lamentaba. 

"La sociedad no puede juzgar, que juzguen los jueces pidiendo respeto en la sala para empezar", apuntaba.