Raquel Mosquera en su tienda de ropa

Brote psicótico: la enfermedad que distorsiona la realidad de Raquel Mosquera

Los nervios le han jugado una mala pasada a Raquel Mosquera. La viuda de Pedro Carrasco ingresó de urgencia a consecuencia de un brote psicótico

Este miércoles el programa de Ana Rosa Quintana se hizo eco de una preocupante noticia acerca de la viuda de Pedro Carrasco. Raquel Mosquera ingresó de urgencia la pasada madrugada del 13 de abril en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid. 

La peluquera sufrió un brote psicótico y su pareja actual, Isi, la trasladó de inmediato al centro sanitario. El facultativo que atendió a Raquel Mosquera consideró que la mujer de 51 años necesitaba sedación para poder estabilizarla. 

Pepe del Real aseguró en 'El programa de Ana Rosa' que la mujer de Pedro Carrasco «no recibe visitas porque aún está en urgencias y está sedada» y que «continúa ingresada». 

El equipo médico que la está atendiendo ya ha adelantado que una vez que Raquel Mosquera reciba el  alta médica en el hospital madrileño, deberá ser internada en la «clínica López Ibor (especialidad en salud mental)» para llevar un seguimiento de enfermedad. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Los especialistas achacan un posible pico de estrés al brote psicótico que ha sufrido Raquel Mosquera. El documental de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' no ha dejado indiferente a nadie. Cuanto menos a la esposa de Pedro Carrasco a quien también le dedicó unas palabras Rocío Carrasco. 

La ex abuela de Rocío y David Flores necesitará un tratamiento ambulatorio y un seguimiento para retomar su vida normal y volver a estar tranquila. No obstante, según su pareja actual, Isi, Raquel Mosquera «está bien». 

Hace días que Raquel había lanzado en redes sociales un grito de auxilio, pero nadie la escucho o, al menos, no hubo fuerza para leer entre líneas. La mujer de Pedro Carrasco no se encontraba bien. 

Raquel Mosquera contó qué era lo que le sucedía

Hace días que la pareja de Isi confesaba que padece un trastorno de bipolaridad y que tiene pautado un tratamiento para mitigar los síntomas. La docuserie de Rocío Carrasco le ha supuesto a la madrastra revivir episodios de su vida con Pedro Carrasco, algo que no le ha podido venir muy bien a la viuda. Los nervios le han jugado una mala pasada. 

Raquel Mosquera se ha enfrentado de nuevo a la hija de su marido para desmentir los capítulos que la hija de Rocío Jurado ha sacado a relucir y que según la peluquera son mentira porque ella misma estaba delante. 

En esto se refiere al día en el que padre e hija se sentaron juntos a hablar después de un largo tiempo sin mediar palabra. Sucedió poco antes de la muerte del boxeador por lo que, al menos, Rocío Carrasco le dio paz haber podido solucionar los problemas con su padre antes de que este perdiera la vida. 

Sin embargo, Raquel Mosquera niega toda realidad parecida a lo que cuenta Rociíto. Según ella, la hija de la cantante les dio a su padre y a la propia Raquel con la puerta en las narices cuando ellos tan solo querían ver a sus nietos y darle los regalos de Navidad. 

Además, Raquel aseguró que en aquella conversación donde padre e hija, y alguno más, se sentaron a hablar no hubo ningún tipo de reconciliación. En palabras de Raquel Mosquera, Rocío Carrasco miente y pide «respeto a la memoria de mi marido».

Sea como fuere, las palabras de Rocío Carrasco han caído como un tsunami y eso que aún quedan capítulos por contar. Esperemos que Raquel Mosquera sepa afrontarlo con mayor tranquilidad si en algún momento puede verlos. 

Puede ser que los nervios que le han desatado toda esta situación, combinado con un parón en el tratamiento o no tomar la dosis necesaria a colación de todo lo que se le venía encima haya provocado que la mujer de Pedro Carrasco ahora se encuentre en el hospital, sedada y con una revisión psicológica de nuevo.