José Antonio Avilés en 'Viva la vida'

Alta tensión: Avilés regresa a España y se las tiene con su madre

El concursante de 'Supervivientes' ya ha vuelto de Honduras

'Supervivientes 2020' será recordado por muchas cosas, ya que ha sido una de las ediciones más vistas de la historia. Uno de sus protagonistas ha sido sin duda José Antonio Avilés.

Ya hace un mes que el colaborador de 'Viva la vida' fue expulsado del 'reality' y ha sido justo hoy cuando ha regresado a España después de su aventura por Honduras. Avilés  se ha mostrado muy serio en su llegada, y es que le espera una buena en España  después de todas sus mentiras y sus supuestas estafas a las que ahora tiene que hacer frente.

A primera hora de la mañana, el colaborador ponía rumbo ha acompañado por una compañera de 'Viva la vida'. «Lo único que quiero hacer es hablar con mis padres y entornar el mea culpa», ha confesado el joven.

El superviviente ha hablado en exclusiva para su programa. «Empezar de 0 es muy importante. Estoy solucionando mis problemas, afrontando mis pagos... Me tomaré el tiempo que necesite para reflexionar», explicaba Avilés  muy sereno.

Tenso reencuentro

Sus padres han sido los encargados de irle a buscar a la estación de tren. Han sido tres meses que han estado sin su hijo. «Espero encontrarme a un José Antonio arrepentido pero con mucho ánimo», declaraba su padre. Mientras, Carmen, su madre, ha sido mucho más tajante y ha asegurado que su único deseo es «que todo pase rápido». Eso sí, afirma que no espera ningún perdón por parte de su hijo: «Las disculpas están de más. Yo solo quiero que pueda reconducir su vida».

El reencuentro de José Antonio Avilés con su madre ha sido especialmente frío. Ambos se ha tocado con el codo, debido a que por seguridad los abrazos y besos no están permitidos. Se ha echado de menos ver más efusividad por parte de los dos, que se han mostrado bastante discretos.

José Antonio ya ha recibido la visita de sus primas, algunas de sus tías y un equipo de cuatro abogados. Lo único que ha pedido el colaborador de 'Viva la vida' es discreción y respeto hacia su madre. «Quiero sacar a mi madre de todo esto», sentenciaba Avilés.