Primer plano de Christian Gálvez con rostro serio

'Alguien debería frenar ya a Christian Gálvez por su bien'

Christian Gálvez está desatado y su nueva relación comienza a pasarle factura

Christian Gálvez está atravesando uno de los momentos más dulces de su vida. El divorcio de Almudena Cid fue un duro palo para él, pero recuperó la sonrisa en cuestión de meses. La culpable de la felicidad del presentador no es otra que Patricia Pardo, sustituta de Ana Rosa y con la que sorprendía a todos.

Ambos están felices y muy enamorados. Se encuentran en la primera fase de la relación, la más dulce y apasionada, y así lo proclaman a los cuatro vientos. Sin embargo, tanto despliegue de amor comienza a cansar a algunas personas, que piden a Gálvez un poco de contención, más que nada, por respeto a su exmujer.

Christian Gálvez comparte con todos lo enamorado que está

La relación de Christian Gálvez y Patricia Pardo pilló a todos por sorpresa, incluido a compañeros de profesión con los que se cruzan a diario. Lo suyo fue un amor clandestino tras la separación de ambos, que salió a la luz con mucha fuerza.

La primera en pronunciarse fue la sustituta de Ana Rosa al confirmar en el plató lo ilusionada que estaba, "estoy feliz, si son rosas florecerán", comentó. Días después, Gálvez publicaba un mensaje en su cuenta de Instagram que no dejaba lugar a dudas. "Son rosas, florecerán", escribió junto a una imagen de unas rosas y en clara alusión a su nueva pareja.

Montaje de Christian Gálvez y Patricia Pardo
Christian Gálvez proclama su amor por Patricia Pardo a los cuatro vientos | La Noticia Digital

Desde entonces, el que fuera presentador de Pasapalabra no ha dejado de declararse públicamente a Patricia, o 'Paty' como la llama cariñosamente. A Christian no le hace falta que le pregunten cómo se encuentra, pues desprende por todos los poros de su piel felicidad a raudales.

Está enamorado y siente la necesidad imperiosa de que todo el mundo se entere. Para ello, no ha dudado en mandarle otro mensaje de amor a Pardo a través de las ondas radiofónicas.

El madrileño trabaja en Cadena 100 al frente del programa De Sábado con Christian Gálvez y ha compartido con sus oyentes unas preciosas palabras. Una nueva declaración de amor dirigida a su nueva ilusión siguiendo la metáfora de las rosas.

"Que pienso regalarlas y cuidarlas tanto que tendremos el rosal más bonito de Galicia, de España y del mundo entero", comenzaba diciendo. "Y si mañana se marchitan, juntos nos recordaremos que lo que importa es la pasión y la perseverancia de los jardineros", añadió.

Christian Gálvez, acusado de "pedante"

La nueva relación del madrileño ha creado debate en España. Hay quien celebra el amor, y más en tiempos de guerra, y hay quienes comienzan a estar hartos. No hay lugar a dudas de que ambos están enamorados, pero ¿hay que anunciarlo continuamente?.

Mientras Pardo se mantiene más discreta, Christian Gálvez está desatado. Ha dado carpetazo definitivamente a su exmujer, Almudena Cid, y ahora es otra la que le descontrola todos los sentidos.

Christian Gálvez y Almudena Cid posan sonrientes con gesto de beso en la mejilla
Christian Gálvez olvida a su exmujer en brazos de la gallega | Instagram: @almudenacid

Sin embargo, tanta declaración de amor y efusividad comienzan a provocar hastío y aburrimiento. Su declaración radiofónica fue la gota que colmó el vaso y muchos piden a Christian que pare ya y que muestre algo de respeto por su anterior relación.

"No os escucho, pero después de lo del poema de Christian Gálvez faltando el respeto a su relación anterior menos, cateto", publicaba una usuaria. "Vaya persona más pedante el Gálvez", añadía un oyente. "Qué necesidad de hacer declaraciones públicas que solo deberían importar a los interesados y evitar hacer daño", publicaba otro.

Lo cierto es que esta actitud del presentador no es algo nuevo y ya nos tiene más que acostumbrados. Con Almudena Cid, Gálvez se mostraba igual de enamorado y fueron numerosas las declaraciones de amor públicas.  Lamentablemente, en aquella ocasión las rosas se acabaron marchitando.