Fotografía de Ágatha Ruiz de la Prada en el plató de 'El Desafío'

Ágatha Ruiz de la Prada: 'Se ha muerto mi mejor clienta'

La diseñadora está deseando tomarse unas merecidas vacaciones

Ágatha Ruiz de la Prada es una de las diseñadoras más queridas por el público. Su dilatada carrera profesional le ha convertido en un icono, así que tiene a sus espaldas un ejército de seguidores dispuestos a darlo todo por ella.  

La semana pasada tuvo que hacer frente a una triste noticia: el fallecimiento de Mila Ximénez. Era muy amiga de la colaboradora e incluso diseño una colección inspirada en su mítico temperamento.  

La sevillana fue la musa de la artista, quien le convenció para desfilar delante de miles de personas. Decenas de medios de comunicación se hicieron eco de este atrevimiento y todo el mundo aplaudió la originalidad del evento.  

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Recientemente, la exmujer de Pedro J le ha rendido un bonito homenaje a su compañera. Tiene por costumbre vestir con tonos llamativos, pues está convencida de que espantan a la tristeza que se apoderó de gente de su familia.  

Sin embargo, no ha dudado en elegir un traje negro para una de sus últimas apariciones televisivas. Este gesto ha sido comentado por muchos periodistas, ya que es la primera vez que Ágatha viste de dicho color.  

Al poco tiempo de fallecer la comentarista, su amiga le dedicó un galardón que había recibido. Está claro que ha dejado una huella imborrable en todos los que han tenido el placer de coincidir con ella.  

“Mis dos últimos premios se los he dedicado a Mila. Estoy un poco mejor que la semana pasada, porque la semana pasada fue horrible”, ha comentado en su última aparición pública.  

El mundo del corazón está desolado. Los expertos aseguran que hemos perdido a un animal televisivo irrepetible, pero la gente que le conocía ha tenido que despedirse de alguien muy especial.  

La diseñadora le tenía un gran cariño, pues representaba perfectamente los valores que transmitían su marca. Además, ha sido entrevistada por ella en varias ocasiones y el resultado ha causado sensación.  

Ximénez eligió a de la Prada para vestirse en los acontecimientos más importantes de su vida social, por ejemplo, en la boda de Belén Esteban. Por ese motivo, la artista también ha tenido que decir adiós a una gran clienta.  

Mila Ximénez era un icono en el mundo de la moda 

El poder mediático de la tertuliana era incomparable. Todo lo que hacía se convertía en tendencia, por eso todas las marcas se peleaban por trabajar con ella.  

Sin embargo, ella era muy presumida y no confiaba en cualquier diseñador. La mayoría de los vestidos que ha lucido en televisión eran suyos, no se los prestaban como a algunos de sus compañeros.  

Usaba ropa de las mejores marcas e invertía mucho dinero en sus estilismos. Teniendo en cuenta este detalle, las declaraciones de Ágatha cobran mucho más sentido.  

“Se muere mi mejor clienta, qué le vas a hacer. Me hizo ilusión que se pusiera tantos trajes míos, era la que más vendía, se ponía un traje y se agotaba en el acto”.  

La diseñadora está destrozada, pues tenía muy buena relación con Ximénez fuera de cámaras. Ha perdido a una de sus grandes amigas y no está dispuesta a olvidarla.  

Cada vez que tiene oportunidad le rinde un bonito tributo. De hecho, es la primera vez que se viste de negro, o al menos la primera que lo hace delante de la prensa.  

“Yo la admiraba mucho. Siempre voy a recordar el desfile que hicimos juntos, ella estaba tan contenta, fue maravilloso”.  

Después de este duro golpe asegura: “yo necesito vacaciones”. El triste suceso ha dejado sin aliento a todos los que conocían a la colaboradora.  

Jorge Javier Vázquez pensaba que no iba a ser capaz de seguir presentando sin su presencia. No obstante, está haciendo un gran esfuerzo para honrar la memoria de su compañera.  

El público ha valorado este comportamiento. Por primera vez en mucho tiempo, las redes sociales están hablando bien del catalán.  

No ha montado ninguna escena dramática y está esforzándose para que los espectadores recuerden lo mejor de su amiga: su eterna sonrisa. Desde su fallecimiento, el plató de Sálvamelleva su nombre.