Adriana Abenia mirando a cámara en primer plano

Adriana Abenia revive sus peores días cuando le detectaron un bulto en el pecho

La colaboradora ha revivido como se ha sentido tras enterarse de la noticia

A través de las redes sociales siempre irradia felicidad y optimismo, sin embargo Adriana Abenia también ha tenido momentos malos como cualquier otra persona. La periodista ha decidido armarse de valor y narrar una de las peores experiencia de su vida: cuando tuvo que ser operada a consecuencia de un sospechoso bulto en el pecho.

La periodista, en su relato, comenzaba diciendo que estivo a punto de no acudir a la cita con su ginecóloga porque le daba mucha pereza, sin embargo finalmente decidió ir por si acaso. Después de la exploración, su ginecóloga le detectó un bultito en uno de sus pechos y le aconsejaron operar, puesto que su madre había tenido años atrás un cáncer de pecho.

Adriana Abenia recuerda su experiencia más traumática

«Siempre he procurado ser honesta con lo que siento y lo que hago, y con el fin de evitar especulaciones, prefiero decíroslo yo. Hace poco me detectaron un bulto sospechoso en el pecho», aseguraba Adriana Abenia tan solo unas horas después de salir del quirófano.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Ahora, la colaboradora ha decidido conceder una entrevista para la revista 'Lecturas' en la que profundiza sobre este episodio. Concretamente, Adriana Abenia recuerda que en lo primero que pensó tras descubrir este bulto había sido en su hija Luna, ya que se había puesto en el peor de los casos. «Lo pasé muy mal», confiesa Abenia en la entrevista.

Además, la colaboradora ya había tenido una experiencia similar en la familia. Aunque ahora se encuentra perfectamente, su madre ha padecido hace  diez años cáncer de mama. «Mi madre tuvo un cáncer de pecho, hace unos diez años, y fue una experiencia bastante traumática. Se pilló tarde», sentenciaba en la revista.

Tras descubrir que ella también podría pasar por lo mismo que su madre, a Adriana Abenia le invadió en miedo. «Eso supuso que fuéramos ágiles también. Mis padres vinieron a Madrid para hacerse cargo de la niña y yo decidí ponerme en manos de los mejores, del mejor, el doctor Iván Mañero. Me operaron y todo salió bien», recuerda en la revista ahora que lo peor ya ha pasado.

Lo cierto, es que el cáncer de mama es una enfermedad que ya afecta a miles de mujeres en nuestro país, por eso son cada vez más las famosas que hablan sobre la importancia de acudir a las revisiones rutinarias para intentar detectar esta grave enfermedad a tiempo. Adriana Abenia ha estado a punto de no hacerlo, por eso ha querido también enviar un mensaje a todas aquellas mujeres a las que le da pereza acudir a este tipo de revisiones.

«Fue precisamente en una de estas revisiones, en el Hospital Montepríncipe, donde mi ginecóloga detectó un bultito. A priori estos bultitos no tienen por qué ser malos, pero el mío sí lo era. Era urgente operar», sentenciaba la colaboradora en la revista. Aunque nunca pensó en que iba a salir mal, lo cierto que la intranquilidad y la angustia vivida a lo largo de esas horas la recordará siempre.

«La vida se ve de otra manera, en tu pequeño mundo algo ha fallado y el miedo es tremendo», ha relatado Abenia, quien a lo largo de esos días llegó a adelgazar hasta cuatro kilos sin apenas darse cuenta. Eso sí, la colaboradora ha aprovechado su paso por quirófano para arreglarse el pecho, un poco caído tras tener a su hija Luna.

«Nunca me había planteado hacerme esto, pero ya que tenía que entrar a quirófano, quise arreglármelo, porque ahora mismo pienso que no voy a volver a ser madre. Lo del pecho fue algo que no sabía si contarlo o no, pero luego pensé que si conseguía que al menos fuera a hacerse las pruebas diagnósticas iba a merecer la pena. Me ha quedado el pecho muy bonito y ahora toca lucirlo», confesaba hace apenas unas semanas.