Sillas recogidas en la terraza de un bar

Un tribunal obliga a reabrir los bares en el País Vasco allí dónde estaban cerrados

Se aplica esta medida en las localidades con incidencia de más de 500 casos

Hacía semanas que no se producía un conflicto judicial por las restricciones vigentes en las diferentes comunidades autónomas, pero esto no significaba que la amenaza de una posible modificación no estuviera al acecho. Son varias las que han pasado por los tribunales ante la reclamación de algunos de los sectores afectados. Y aunque parecía que bajo el paraguas del actual estado de alarma ya no se tendría que volver a vivir algo así, no ha sido el caso. 

Este martes el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha dado un duro varapalo al gobierno vasco, y veremos si no también a otros gobiernos autonómicos, en su estrategia para frenar la pandemia. El alto tribunal ha decidido tumbar de manera cautelar la medida que obligar a cerrar bares y restaurantes en aquellas poblaciones más afectadas por el coronavirus

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En el caso del País Vasco, hay que recordar que esta medida se viene aplicando desde el pasado 12 de diciembre. Entonces, se decidió que  cada lunes y cada jueves se actualizaría las distintas poblaciones que se encuentran en zona roja, es decir, que han superado una incidencia acumulada de 500 casos por cada 100.000 habitantes. Es en estas donde se aplica el cierre total de la restauración y la hostelería. 

La decisión judicial llega tras un recurso de las Asociaciones de Hostelería de Bizkaia, Gipuzkoa y Álava. Esta toma está medida provisional a la espera de estudiar el caso y pronunciarse de forma definitiva. 

Eso sí, el TSJPV insiste en que la reapertura queda «queda sometida a importantes medidas de corrección de la actividad» que eviten «minimizar riesgos». En este sentido seguirán vigentes el resto de medidas en bares y restaurantes como el control aforos o el horario vigente. En el País Vasco, actualmente el horario de cierre está establecido a las 20.00 horas y el de apertura a las 6.00 horas, se debe mantener un aforo reducido del 50%, garantizar la distancia de metro y medio entre personas sentadas en mesas diferentes, la agrupación de clientes por mesa con un número máximo de cuatro clientes, y la prohibición de consumir en barra o de pie.

No creen que mantenerlos abiertos haga aumentar los casos

Los jueces han considerado para tomar esta decisión que durante el pasado mes de diciembre la apertura «con condiciones» de bares y restaurantes no provocó una subida de los contagios. «No aparece con claridad la influencia de la apertura de los establecimientos hosteleros con el elevado nivel de incidencia del virus tras la celebración de la Navidad», afirman en su resolución. 

Así los vecinos de los 85 municipios donde estaban cerrados bares y restaurantes, entre ellos Vitoria, Bilbao y San Sebastián, podrán volver a disfrutarlos en breve. Este mismo lunes se habían cerrado en Aramaio, Asparrena, Gamiz-Fika, Gorliz , Irura, Iruraiz-Gauna, Llodio, Mendaro, Moreda, Oiartzun y Usurbil. En cambio, habían quedado abiertos en Alegría-Dulantzi, Amorebieta-Etxano, Arrieta, Atxondo, Barrika, Berriz, Cripán, Eibar, Elorrio, Hondarribia, Karrantza, Lekeitio, Mutiloa, Trapagaran, Zalla y Zaratamo. 

No es el primer revés de la justicia al gobierno vasco

La realidad es que no es la primera vez que el gobierno vasco ha visto como le echaban para atrás una de las medidas que ha venido aprobando estos últimos meses. Fue el pasado mes de octubre cuando la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco no permitió entonces reducir a 6 personas las reuniones sociales en el ámbito público y privado. 

Sin la vigencia entonces de un estado de alarma, el tribunal estableció que la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, de ámbito estatal (con la que se justificaban las medidas) «no da cobertura a limitar derechos fundamentales».