Primer plano de Ugur Sahin, fundador de BioNTech

El coronavirus no ha sido malo para todos: 10 personas que se han hecho ricas con él

Las empresas farmacéuticas, científicas y de material hospitalario han multiplicado el valor de sus acciones este año 2020

Esta noche acaba 2020, el año que ha cambiado nuestras vidas. Hace justamente doce meses que las autoridades chinas notificaban la aparición de un nuevo coronavirus que acabó por desatar la peor pandemia de los últimos tiempos. El año acaba con 1,8 millones de fallecidos, millones de contagios en todo el mundo y una crisis económica sin precedentes.

Además del dolor por las pérdidas humanas, el coronavirus ha arruinado millones de negocios y ha hundido la economía en todas partes. Este 2020 se recordará sin duda por ser el año en el que casi todo fueron malas noticias, un verdadero «annus horribilis».

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pero el coronavirus no ha sido malo para todos. El impulso sin precedentes a la investigación científica para descubrir tratamientos y vacunas contra el coronavirus ha provocado que algunas personas aumenten de forma notable su riqueza. Estas son las 10 personas que se han hecho ricas «gracias» al coronavirus y que aparecen en la lista de Forbes. 

1. Ugur Sahin

Es el hombre de moda. El cofundador de BioNTech, compañía que ha desarrollado junto con Pfizer la vacuna del coronavirus que ya se administra en Reino Unido, Estados Unidos y Europa, tiene un patrimonio neto de 4.200 millones de dólares. Ugur Sahin es un médico turco residente en Alemania que creó BioNTech en 2008 junto a su esposa, Özlem Türeci. 

Sahin posee el 17% de las acciones de la empresa, que han aumentado un 160% desde enero gracias al éxito de la vacuna. La vacuna de Pfizer tiene un 95% de eficacia y ha sido la primer en administrarse a gran escala, primero en el Reino Unido el 8 de diciembre.

2. Stéphane Bancel

Es el director ejecutivo de Moderna, la farmacéutica que comercializará la segunda vacuna del coronavirus después de Pfizer. Bancel llegó a su cargo en 2011 tras dejar su trabajo en los laboratorios de BioMerieux. Ahora tiene el 6% de las acciones de Moderna, que en el último año se han disparado un 550%. Bancel tiene una riqueza de 1.400 millones de dólares.

La vacuna de Moderna ha seguido un camino paralelo a la de Pfizer: con un 94,5% de eficacia recibió la autorización de la agencia reguladora de Estados Unidos el 18 de diciembre, y podría recibir el visto bueno en Europa a principios de enero de 2021. 

3. Yuan Liping

El tercer lugar en la lista de Forbes es para Yuan Liping, con un patrimonio de 1.400 millones gracias al 24% de las acciones que posee de la compañía Shenzhen Kangtai Biological Products. Esta es la principal productora de vacunas en China y ha multiplicado un 90% el valor de sus acciones desde principios de 2020.

Este fabricante trabaja con AstraZeneca en la vacuna de Oxford a través de un acuerdo para producir 200 millones de dosis. En 2013 estuvo inmerso en una polémica por la muerte de 17 bebés que se relacionó con la vacuna contra la hepatitis B que producía.

4. Hu Kun

El presidente de Contec Medical Systems, Hu Kun, tiene un patrimonio de 3.900 millones de dólares. Su compañía con sede en Qinhuangdao, China, es un fabricante de dispositivos médicos que ha multiplicado el valor de sus acciones un 150% desde su entrada en bolsa en agosto. Parte de sus riquezas vienen del estranjero, ya que fabrica una gama de productos médicos para hospitales.

5. Carl Hansen

El director ejecutivo y cofundador de AbCellera, una empresa de biotecnología con sede en Vancouver, cuenta con un patrimonio de 2.900 millones de dólares. Hansen tiene el 23% de las acciones de esta empresa fundada en 2012, que utiliza inteligencia artificial para identificar los tratamientos de anticuerpos más prometedores para las enfermedades.

El salto de AbCellera en bolsa se produjo el 11 de diciembre, cuando el gobierno de Estados Unidos ordenó 300.000 dosis de un anticuerpo descubierto por la compañía y aprobado por la agencia reguladora del medicamento como tratamiento contra la Covid-10.

6. Timothy Springer

En el top 10 de la lista entra también Timothy Springer, inmunólogo y profesor de química y farmacología molecular en Harvard. En 2010 invirtió 5 millones de dólares en la fundación de Moderna, y diez años después su participación en la compañía tiene un valor de 1.600 millones de dólares. Además, invierte en varias empresas de biotecnología que cotizan en bolsa y elevan su patrimonio a los 2.000 millones. 

7. Sergio Stevanato

Este ejecutivo preside la empresa de envasado médico Stevanato Group, que se ha convertido en el segundo mayor productor mundial de viales de vidrio y un relevante proveedor de viales para más de cuarenta vacunas contra el coronavirus. La empresa tiene un capital de 700 millones de dólares y es también el mayor productor de bolígrafos de insulina en todo el mundo. Sergio tiene un patrimonio de 1.800 millones de dólares.

8. Robert Langer

Robert Langer es profesor de ingeniería química en el Instituto de Tecnología de Massachusetts y también invirtió en Moderna en 2010. Conocido como el «Edison de la Medicina» por su trabajo pionero en ingeniería biomédica, ha multiplicado el valor de sus acciones hasta conseguir un patrimonio de 1.500 dólares. Robert posee más de 1.400 patentes que han sido licenciadas multitud de veces en empresas médicas y farmacéuticas.

9. Premchand Godha

Este ejecutivo compró en 1975 la farmacéutica Ipca Labs en Mumbai junto a la familia de la superestrella de Bollywood, Amitabh Bachchan. Ahora tiene un patrimonio de 1.400 millones de dólares gracias a la duplicación del valor de las acciones de la compañía. Esta fábrica de ingredientes genéricos y farmacéuticos multiplicó este 2020 la producción y ventas del controvertido medicamento hidroxicloroquina que Donald Trump defendió a capa y espada. 

August Troendle

El fundador y director ejecutivo de los laboratorios Medpace, con sede en Cincinnati, entra en el top 10 con un patrimonio de 1.300 millones de dólares. August trabajaba en la farmacéutica Novartis y en la agencia reguladora del medicamento de Estados Unidos antes de fundar en 1992 su compañía, que ahora ha multiplicado sus acciones.

Los laboratorios de Medpace crean pruebas de hisopos y anticuerpos para el coronavirus y realizan ensayos clínicos para los fabricantes de medicamentos que trabajan en nuevas vacunas y tratamientos.