Un coche de la Guardia Civil y Tomás Gimeno

'Tomás Gimeno podría estar vivo': el vídeo que señala cómo se habría fugado

Alexis Bethencourt insiste en tener pruebas de que el padre de Anna y Olivia no se habría suicidado

El abogado Alexis Bethencourt lleva varias semanas dando voz a varias hipótesis sobre el paradero de Tomás Gimeno. A través del canal de YouTube Denuncia Social España, el especialista ha asegurado que Tomás estaría vivo y habría huido tras matar a Olivia. 

"Tengo pruebas de que el asesino está vivo", aseguró el abogado, que desde entonces ha sido cuestionado por la Policía. Antonio Soler, director del canal de YouTube, ha sido citado por los agentes por las acusaciones vertidas por Bethencourt en su programa.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Uno de los puntos básicos de sus argumentos se centra en el auto de la jueza que lleva el caso. En él, la magistrada da casi por hecho que Tomás se suicidó, alegando las pruebas y la reconstrucción de los hechos de los investigadores.

La jueza mantiene la orden internacional de búsqueda

Aun así, la jueza mantiene en vigor la orden internacional de búsqueda y captura sobre Tomás Gimeno. Lo hace acusándole de un delito de sustracción de menores y del asesinato de Olivia. 

El hecho de que se mantenga la orden es, para Bethencourt, una prueba de que Tomás no habría muerto y habría conseguido huir. En otras declaraciones en el mismo canal, el abogado asegura tener pruebas de todo esto, pero no las facilita en ningún momento.

De hecho, el director del canal ha asegurado que el abogado intentó negociar con él una suma de dinero por contarlo todo. Pedía una importante cifra económica para explicar dónde estaría Tomás y aportar sus pruebas.

La Policía ha cuestionado a Soler por estas declaraciones porque Alexis Bethencourt podría estar incurriendo en un delito. Sabiendo que la Policía busca a Tomás, si él supiese donde está y no lo explicase podría ser acusado de encubrimiento.

Este delito está tipificado en el Código Penal, y el hecho de que pidiera dinero para contarlo podría dificultar la situación. El abogado ni siquiera podría ampararse en el secreto profesional, ya que el hecho de intentar vender la información lo descarta por completo. 

El canal de YouTube ha publicado numerosos vídeos donde se analizan todos los detalles del caso. En uno de ellos, Alexis Bethencourt asegura que Tomás está vivo por varios de esos detalles.

Uno de ellos era el del auto judicial, que deja abierta la posibilidad de que haya huido y mantiene su orden de búsqueda. Pero lo cierto es que, sin que aparezca el cuerpo, la jueza no puede retirar esa orden. 

A Tomás no se le podrá dar oficialmente por muerto hasta dentro de dos años. Un cambio en el Código Civil lo permitirá al tratarse de una desaparición tras una inmersión en el mar.

Hasta entonces, el caso no puede cerrarse y Tomás seguirá siendo buscado, como mínimo sobre el papel. Pero salvo que aparezcan nuevas pruebas, la Guardia Civil no tiene indicios suficientes para buscar al padre de las niñas en otro sitio. 

Sin embargo, según El cierre digital, fuentes policiales aseguran que la búsqueda de Tomás sigue activa sobre el África continental. El mismo medio asegura que Bethencourt afirmó que "la jet set" de La Laguna protegió a Tomás durante las primeras noches tras su huida. 

Tomás Gimeno, un hombre calculador que ha dejado las pistas que ha querido

Tanto Antonio Soler como Bethencourt hacen hincapié en la capacidad de Gimeno de controlarlo todo. Según argumentan, el padre de las niñas ha guiado la investigación como él ha querido, dejando solamente las pistas que él quería dejar. 

El hallazgo del maxi cosi, de la botella de oxígeno y de edredón unos días antes de encontrar a Olivia así lo confirmarían. Según exponen, Tomás quería que la Guardia Civil encontrase a Olivia.

La hundió con el ancla para que un sonar pudiera encontrarla. Y la metió en una bolsa para evitar que los animales o las corrientes interfiriesen con su cuerpo. 

El hecho de que acudiese varias veces con el barco al sitio donde las lanzó sería otra prueba más de que quería que la encontrasen. Por todo ello, ambos creen que Tomás no está muerto, sino que ha hecho creer que lo está para poder huir.