Imagen de mesas y sillas recogidas en la terraza de un bar con un cartel de alquiler de fondo

La mítica tasca española 'El Palomo' cierra para siempre 'con lágrimas en los ojos'

Como muchos otras tascas, 'El Palomo' se ha visto obligado a cerrar sus puertas tras la pandemia

El Covid-19 no solo ha dejado millones de fallecidos a su paso, también está acabando con varios negocios locales que llevaban tiempo viviendo intentando sobrevivir a una situación de crisis permanente. La falta de ayudas y los cierres han hecho que hoy, las tasca 'El Palomo' haya decidido cerrar sus puertas tras más de 40 años sirviendo patatas asadas con ajo, huevos de codorniz con chorizo o chapinas. 

La mítica tasca, situada en el barrio Santa Euralia, era una de las más concurridas de Murcia, por lo que la triste noticia ha causa conmoción entre aquellos que llevaban años acudiendo al local. Y es que Julio Fernández, más conocido como 'El Palomo' había levantado este negocio en la década de los 70 para después traspasárselo a su hijo, José Luis. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Tras varios cierres debido a la pandemia del Coronavirus, la familia de 'El Palomo' al igual que el resto de hosteleros españoles, se han visto obligados a cerrar, cada cierto tiempo, sus puertas al público. A pesar de que la tasca ha superado la primera ola del Covid-19, lo cierto es que esta tercera ola los ha obligado a cerrar las persianas para siempre, pese a las peticiones de amigos y vecinos. 

'El Palomo' comunica su cierre a través de las redes sociales 

«¡¡Hola a todos!! Queríamos anunciar que debido a tantos cierres, restricciones y tan pocas ayudas; tristemente José dice adiós a la Tasca El Palomo, no sin antes agradecer a todos vuestro apoyo durante todos estos años. Muchos clientes ya son amigos y lo saben. Con lágrimas en los ojos nos despedimos de todos vosotros y ponemos fin a tantos años de momentos felices que hemos compartido. ¡¡¡Un saludo y hasta siempre!!!», anunciaban a través de una publicación en sus redes sociales. 

Sin duda, el cierre de esta típica tasca murciana ha marcado un antes y un después en Murcia, ya que estaba considerado un local de culto en cuanto a gastronomía se refiere. 

Tan pronto anunciar su cierre, amigos y conocidos no dudaron en mostrar su tristeza ante el inminente cierre de la tasca: «Es una pena. 

Es injusto que la hostelería tenga que soportar estas condiciones pagando el 100% de los gastos y sin apenas ayudas», «Gracias por tantos años de trabajo y buen hacer. El barrio no será el mismo sin vosotros!», «Sin lugar a dudas la peor noticia del día. Muchos tenemos grandes recuerdos y hemos crecido con vosotros. Es una pena a la situación que nos está llevando esto...», escribían varios usuarios en dicha publicación. 

Lo cierto es que este no será el primero ni el último punto de encuentro social que cerrará a causa del Coronavirus. Pese a los esfuerzos de los hosteleros por mantenerse a flote, lo cierto es que la falta de ayudas y la imposibilidad de abrir sus puertas hacen que cada vez sean más los empresarios que deciden tirar la toalla tras ver que sus ahorros van bajando sin obtener apenas ingresos a principios de mes. 

Sin duda, una situación de lo más desoladora que está afectando especialmente al sector turístico y a los pequeños bares y tascas que continuaban al pie del cañón gracias a la visita de amigos y conocidos, que se han preocupado de mantener vivo el sitio al que llevan años acudiendo.  

A la espera de que el Gobierno conceda ayudas para estos sectores, miles de hosteleros ya han salido a las calles reclamando una respuesta por parte de aquellos que les obligan a cerrar sus puertos acusándolos de ser el principal foco de contagio del virus, algo que aún nadie ha logrado demostrar.