Spiriman en una imagen de sus redes sociales

Spiriman, el médico que lucha contra el cáncer, se queda sin trabajo

El doctor había recibido el cese por parte del SAS aunque finalmente su causa ha sido reconocida y podrá volver a ejercer su actividad laboral

Jesús Candel, más conocido como 'Spiriman' es posiblemente una de las personas que más notoriedad ganó con al inicio de la pandemia en Andalucía. Para el que no le conozca, se trata de un sanitario que trabajaba en Urgencias y padre de tres hijos. El médico fue cesado de su actividad laboral a causa de un cáncer, motivo por el que se le ha concedido la incapacidad temporal que mantiene en la actualidad.

El propio Spiriman comunicaba a sus seguidores la noticia a través de sus redes sociales. Un momento que resultó delicado y no tiende a acompañar el espíritu combativo y optimista que muestra a través de estos medios de comunicación. El motivo que llevó al Servicio Andaluz de Salud a rescindir de su contrato indefinido fue de salud. A pesar de ello, tras solamente pasar unos días firmó un contrato de 6 meses en el Hospital Clínico de Granada. La noticia no tardó mucho en volar por las redes y en cambiarle la cara al propio doctor.

En un relato en primera persona ha contado como se enteró de la noticia de su cese por el Hospital Clínico el doctor Jesús Candel: «Mientras estaba en la puerta del colegio para recoger a mis hijos; he recibido una llamada de Recursos Humanos de mi Hospital. De la forma más fría y cruel (como lleva haciendo esta gerencia y su dirección médica desde hace tiempo conmigo) me han notificado que recibiría esta notificación».

El motivo del cese de su actividad

En el documento se le comunicaba al médico que debería apartarse de la vida profesional, ya que el SAS le ha comunicado el «cese de mi contrato a causa de mi enfermedad y de mi incapacidad para realizar mi función como médico de urgencias. De la reubicación en otro lugar para desempeñar mi labor como médico de la sanidad pública».

Continúa el artículo que se confirma desde el Hospital Clínico de Granada el cese definitivo de Jesús Candel: «Dejar sin efecto el nombramiento eventual realizado a D. Jesús Candel Fábregas para la prestación de servicios en la categoría médico de familia, servicio de cuidados críticos y urgencias; desde el 1 de mayo de 2021 al 31 de octubre de 2021, por encontrarse en situación de incapacidad temporal y no poseer la capacidad funcional necesaria».

Un error reconocido por el Servicio Andaluz de Salud

Hace apenas unos días, el propio Jesús publicaba de nuevo en sus redes sociales un nuevo documento donde figura, como él cataloga, «supuesto error» que le llevó a abandonar de forma obligada su actividad laboral. «He vuelto a ser contratado como médico de la sanidad pública, que es lo que más me gusta ser, porque eso de hacer medicina y tratar a la gente independientemente de su condición económica y social» escribía en post.

Aprovecha también para referirse a su fundación y la labor que realizan en el resto de pacientes que sufren su enfermedad. «Solo espero recibir el mismo trato en la sanidad pública que al resto de lameculos y apesebraos, aunque sé que para muchos soy muy molesto y un grano en el culo, ya que su mediocridad los consume en su propia envidia e incompetencia» sentencia en el comunicado.

Lo cierto es que hasta el momento, Spiriman había lanzado una clara crítica hacia la organización sanitaria en todas sus redes. A través de su propia lucha ha ejemplificado su causa y se ha convertido en una de las grandes personalidades en esta materia en redes sociales. Además ahora, como indican las últimas noticias, podrá volver a ejercer su actividad laboral para contribuir directamente en materia de sanidad.