Efectivos sanitarios con equipos de protección individual atendiendo un paciente durante la emergencia del Coronavirus

Las 36 provincias de España que tendrán 'un problema grave' si hay un rebrote

El sindicato de enfermeros SATSE advierte de la preparación de algunos hospitales ante un aumento repentino de contagios

Uno de los requisitos de Sanidad a las comunidades autónomas para ir superando las fases de la desescalada durante estas últimas semanas era disponer de suficientes plazas libres en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI)  ante el  aumento repentino  de los contagios, y el rápido avance en el desconfinamiento hace pensar que el sistema está preparado ante un nuevo brote.

Sin embargo, el sindicato de Enfermería SATSE acaba de dar un dato preocupante que lo pone en cuestión: 36 provincias de España no tienen suficientes camas en los cuidados intensivos de sus hospitales para hacer frente a un posible rebrote  del Coronavirus.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

La afirmación está basada en un estudio realizado en toda España y desacredita lo que se desprende de la exigencia de Sanidad  para avanzar en la desescalada, que era disponer de entre 1,5 y 2 plazas  de UCI por cada 100.000 habitantes o, al menos, tener la posibilidad de instalarlas en un plazo máximo de cinco días.

Según el estudio, el déficit en las UCI se ha detectado en todas las provincias de Andalucía (excepto Granada), Teruel y Zaragoza en Aragón, Balares,  Cantabria, todas las de Castilla La-Mancha, Ávila, Burgos, León y Segovia en Castilla y León, todas las de Cataluña, todas las de la Comunidad Valenciana, Guipúzcoa y Vizcaya en  Euskadi, las dos de Extremadura, Lugo y Pontevedra en Galicia, La Rioja, Murcia  y Navarra

Este es un dato muy alarmante porque precisamente la escasez de camas  en las UCI fue uno de los grandes problemas durante la peor fase de la epidemia, y en mucho lugares se tuvieron que redoblar esfuerzos para reforzar los dispositivos y poder atender a los  enfermos críticos, por ejemplo, en hospitales de campaña y anexos. 

En Madrid, por ejemplo, había una capacidad de 540 camas en las UCI de los hospitales y llegó a tener hasta 1.900 enfermos críticos. Curiosamente, esta comunidad no figura ahora en el informe del SATSE como deficitaria de camas.

Por debajo de la media europea

En comunidades como  Aragón  se ha dado el caso de localidades como Alcañiz  que, durante la pandemia, tuvieron que trasladar enfermos de coronavirus a un hotel medicalizado por falta de camas. El obsoleto hospital del municipio se quedó, además, sin las camas de UCI que en un principio se preveían por la falta de recursos humanos y materiales.

En Castilla y León, la consejería de Sanidad reconocía la semana pasada que provincias como Ávila, León, Segovia y Zamora necesitan incrementar este tipo de camas de cara al otoño, mientras que en Baleares el gobierno regional responde al informe con la cifra de 168 camas de UCI en hospitales públicos y privados.

Pero la organización sindical recuerda que, según el último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), España está por debajo de la media, con 9,7 camas por 100.000 habitantes cuando la media es de 15,9.  España ocupa el octavo lugar en Europa, superado por países como Alemania, que triplica su media con 33,9 camas.

Además de camas, el SATSE recuerda que para evitar el colapso es necesario un aumento de plantillas de enfermeras y enfermeros que prestan sus servicios en las UCI, para que no se superen, en ningún caso, los dos pacientes por cada enfermera. Según el sindicato es frecuente que se supere esta cifra hasta tres o cuatro pacientes por enfermera, lo que pone en mayor riesgo la seguridad y la salud del paciente ingresado.