Un sanitario con traje de protección contra el Covid en las puertas de un hospital

'Lo que pase durante la semana será clave para saber si habrá un confinamiento total'

Aunque las cifras de contagiados parecen sufrir un leve descenso, las UCI siguen ocupadas en niveles alarmantes. Mientras, la cepa británica acecha

Los hospitales llevan semanas con una ocupación de UCI a niveles exorbitados, y ahora que según los expertos hemos rebasado el pico de esta tercera ola, falta saber cómo se va a traducir en la ocupación de los hospitales. Por eso esta semana es crucial, porque Sanidad espera que el descenso de ingresos en camas convencionales, que ya se ha empezado a notar, se traduzca también en un descenso de ingresos de pacientes Covid en UCI.

Y es que con las UCI desbordadas, se hace casi imposible tratar debidamente tanto a los enfermos de covid como a los del resto de patologías: «Unas ucis saturadas, como están en este momento, implican inevitablemente una mayor mortalidad», indican sanitarios intensivistas del hospital de Granada al diario ‘La Vanguardia’.

Actualmente, seis comunidades autónomas se encuentran por encima del 50 % en cuanto a ocupación de ucis: La Rioja, Madrid, Castilla La-Mancha, Castilla y León, Valencia y Melilla.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Fernando Simón alertaba recientemente de la mala situación que suponen estas cifras: «La gente escucha que hay una ocupación del 40%, 50% o 60%, pero no entienden que eso es solo para una enfermedad-refiriéndose al Covid-. El resto de las camas están ocupadas por enfermos de otras patologías. Es una barbaridad».

Semana clave para tomar decisiones

El Gobierno confía en que estos datos empiecen a relajarse esta semana, aunque el perfil de personas ingresadas en camas uci es el de personas mayores con factores de riesgo, algo que hace más difícil su rápida recuperación, pues son pacientes de larga duración.

Este perfil también ha llevado aparejado que los nuevos pacientes ingresados en ucis de esta tercera ola se hayan acumulado a los que ya estaban ingresados desde la segunda ola, por lo que los hospitales se han llenado más rápido. 

Es por eso que desde Sanidad alertan de que la bajada de la presión hospitalaria no será de un día para otro, sino que será un proceso lago que se va a ir dando poco a poco. Debido a esta situación, insisten en no relajar las medidas de protección ni las restricciones que hay actualmente en las comunidades, pues la prioridad número uno ahora es reducir los contagios para ayudar a la descongestión hospitalaria, pues El 5,7% de los casos son hospitalizados y un 0,5% son admitidos en las ucis. 

Si no se fueran reduciendo los contagios habría que recurrir nuevamente a restricciones más duras, como el confinamiento domiciliario, algo que quieren evitar a toda costa todas las autonomías, así como el Gobierno Central.

La variante británica, la siguiente amenaza

Otro de los frentes abiertos es la nueva cepa británica, que ya se encuentra presente en varias comunidades autónomas y que en áreas de Madrid, Galicia y Valencia tiene una incidencia superior al 50 %. De hecho, Fernando Simón ya vaticinó hace unos días que en poco tiempo esta variante se va a convertir en la predominante en España, por lo que todos los esfuerzos se están poniendo en vacunar al máximo número de población posible para evitar una cuarta ola.

Y es que el último informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) ha señalado que además de ser más transmisible, la nueva variante británica sería también más mortal:

«Aunque inicialmente la variante B.1.1.7 no se asoció con cambios la gravedad de la enfermedad, estudios más recientes indican que podría estar asociada a un incremento en la letalidad en todos los grupos etarios, tal y como ha indicado el Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes del Reino Unido (NERVTAG)», reza el informe.