Collage de Sebastian Fortini

Sebastian, el joven piloto promesa que ha perdido la vida a los 17 años

El chico estaba entrenando cuando se estrelló contra un árbol

Sebastian Fortini, una joven promesa de motocross de tan solo 17 años, ha fallecido tras chocar contra un árbol mientras estaba entrenando con su vehículo. 

El chico se encontraba junto a su padre, quien llevaba siendo su entrenador desde siempre, practicando en la localidad de Traona, situada en la provincia de Sondrio (Italia), en una pista cercana al río Adda.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Nos cuesta comunicar todo esto. Con el corazón roto, comunicamos que hoy nos ha dejado un muy buen tipo, el miembro de nuestro equipo Sebastian Fortini», han anunciado en las redes sociales. «Nuestras condolencias a toda la familia de Fortini, de todo el JRT».

El joven se convirtió en uno de los pilotos más prometedores tras participar en el Jrt Mx Team de Calco, del que formaba parte el fallecido.  

Según indican los primeros informes, el piloto se habría estrellado contra un árbol mientras entrenaba con la moto y el choque le habría provocado una hemorragia interna que sería la que habría terminado con su vida.

Después del choque, su padre llamó de forma inmediata a los servicios de emergencia y estos activaron rápidamente lo que se conoce como un 'código rojo', enviando un helicóptero y dos ambulancias al lugar del accidente.

Lamentablemente, el equipo médico no pudo salvarle la vida al joven de 17 años. Ahora, la policía italiana se encuentra investigando los hechos. 

Sebastian Fortini murió en brazos de su padre

«Mi bebé murió en mis brazos. Estaba a 5 metros de él cuando ocurrió el accidente durante el entrenamiento», ha expresado Max, su padre para el periódico 'Il Giorno'. «Una tragedia». 

«El impacto que tuvo con su pecho contra el árbol fue tremendo. Inmediatamente corrí hacia él: 'Papá llama a la ambulancia', me dijo. Le quité el casco, traté de practicarle el boca a boca». 

«Todos los intentos de los rescatistas, médicos y paramédicos, que llegaron rápidamente con las ambulancias, fueron en vano, pero les agradezco todo el esfuerzo». Sebastian Fortini «tenía una hemorragia interna» que fue lo que provocó su muerte. 

«El único consuelo que tengo es que perdió la vida haciendo lo que más amaba, el motocross», ha expresado su padre al mismo medio, con gran dificultad para contener las lágrimas.

Además, Max ha señalado que él era su entrenador. «Le acompañé a todas partes, a los entrenamientos —él y yo solos— y a las competiciones». 

El joven se estaba recuperando de una lesión

Su progenitor también ha explicado que Sebastian había sufrido una lesión recientemente y acababa de regresar a los entrenamientos, «recuperándose de dos lesiones con el mismo número de fracturas graves en el brazo izquierdo». 

«Pero incluso cuando no pudo prepararse en la moto debido a las lesiones, entrenó de manera diferente para mantenerse en forma».

«Su madre y yo, que lo amábamos, siempre hemos hecho todo lo posible para apoyarlo en su pasión. Fue nuestro bebé. A donde sea que fuera siempre recibía elogios por su actitud, por su educación», ha seguido relatando su padre, y ha subrayado que Sebastian «vivió para el motocross». 

Sus hermanos, Nicole y Kristian, así como todos sus amigos y compañeros del Jrt Mx Team de Calco, y todas aquellas personas que le conocieron están llorando la dolorosa muerte del joven de 17 años. «Nos ha dado mucho. Pero también a los que le conocieron», destaca Max. 

«Vamos a Traona, tenemos que entrenar bien. Quiero hacerlo bien», le dijo el joven a su progenitor antes de partir hasta el lugar donde realizaría, sin saberlo, su último entrenamiento antes de una temporada que, probablemente, lo hubiera tenido entre los protagonistas de los campeonatos regionales e italianos y, de esta forma, alzarse con importantes victorias y trofeos.