Dos sanitarias con EPIs de protección contra el covid

Los sanitarios españoles lanzan un aviso: 'Va a peligrar'

'La vacunación masiva peligra si reabrimos demasiado rápido', alertan los profesionales sanitarios

España respira tras ver como la tercera ola de la pandemia está llegando a su fin y la incidencia acumulada ha bajado de los 250 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. En estos momentos, España ya no se encuentra en riesgo extremo de contagio, si atendemos al semáforo creado por el Consejo Interterritorial para clasificar la propagación del coronavirus. Actualmente, nuestro país está en riesgo alto, según la incidencia acumulada a 14 días que fija este nivel para el rango de casos de Covid entre 150-250.

«Bajar de los 250 casos significa que pasamos de riesgo extremo a riesgo alto pero solo en el caso de la incidencia acumulada. Hay otro panel de 24 indicadores, como el de ocupación en UCI, en que todavía estamos bastante altos», explica en 'Nius' el epidemiólogo español, Pedro Gullón.

«En el corto plazo hay que intentar que esas desescaladas sean muy lentas»

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Esto de desescalar demasiado rápido es algo que hemos aprendido en el último año. Ya en diciembre, en cuanto llegamos a un suelo de 250 de incidencia más o menos, empezamos a permitir determinadas actividades y enseguida se produjo un repunte muy rápido», prosigue Gullón.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Gullón advierte del peligro de echar las campanas al vuelo por este descenso tan marcado de la IA. «En el corto plazo hay que intentar que esas desescaladas sean muy lentas. Cuando hicimos la desescalada de la primera ola, teníamos incidencias de 30, 40, 50, 100 como mucho… y ahora estamos en 250. Todas las desescaladas que hagamos ahora tenemos que hacerlas con bastante prudencia: vigilando mucho qué impacto puede tener para poderlas corregir», apunta el doctor.

«Estamos en 250, que es mucho, una incidencia exagerada»

Por otro lado, Ildefonso Hernández, catedrático de Salud Pública, da continuidad a la idea de Gullón. «Estamos en 250, que es mucho, una incidencia exagerada. Seguimos teniendo presión hospitalaria y en los servicios de atención primaria y nos queda tiempo para recuperar el tono de los servicios de salud. Las comunidades han empezado a tomar medidas, pero habrá que ver la evolución. No revisarlas cada semana, sino esperar al menos tres semanas. Hay que ir con pausa», confiesa el experto.

Los profesionales sanitarios señalan que abril y mayo serán unos meses muy importantes porque se requieren todos los recursos posibles para que el plan de vacunación sea un éxito. «De momento, España está absorbiendo bien las vacunas que le llegan, pero a en abril y mayo esperamos que lleguen muchas y eso supone un reto logístico que no es menor. Necesitas que los servicios sanitarios no estén desbordados. Por tanto, hay que asegurarse que en la desescalada actual no haya nada que impida que entremos en abril y mayo con una incidencia muy baja. El objetivo es apuntar a cero de incidencia y conseguirlo. No podemos arriesgarnos a tener una cuarta ola problemática en el momento que más necesitamos la vacunación», expone con detalle Hernández.

Lo que nos espera en España, según el epidemiólogo Pedro Gullón

Ahora, solo queda ser prudentes y analizar la situación de la pandemia poco a poco, sabiendo que es muy difícil de pronosticar lo que ocurrirá de aquí a unos meses por la incidencia que tengan las nuevas variantes del Covid. Hay que destacar que los umbrales de riesgo serán cambiantes, ya que España irá inmunizando a más población en los próximos meses.

«Una incidencia acumulada de 500 casos por 100.000 habitantes en un momento de futuro, con mucha población inmunizada y donde la más vulnerable esté protegida, a lo mejor no va a tener el mismo impacto en hospitalizaciones o en defunciones. Dependerá de las personas vacunadas que no cojan la enfermedad o, incluso que la cojan, pero de manera mucho más leve, como un catarro. Ese es el horizonte. Lo más deseable que ocurra», concluye su predicción Pedro Gullón.

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio