Gente en las terrazas durante los primeros días de la reapertura de los bares

Lo que Sanidad pide no hacer en las terrazas de España

El Consejo Interterritorial acaba de aprobar una recomendación dirigida a los consumidores de tabaco

La coincidencia del estreno del verano con la llegada de la nueva normalidad en España ha traído aglomeraciones en las terrazas que preocupan a Sanidad. Para minimizar los riesgos de contagio en los espacios exteriores de los bares, el ministerio lanza una recomendación muy importante que tiene que ver con las personas fumadoras.

La Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial de Salud coordinada por el ministerio de Sanidad y en la que participan todas las comunidades, ha aprobado la recomendación de limitar más el consumo de tabaco debido al Covid-19. En concreto, establece que debe evitarse su consumo en ambientes comunitarios y sociales, también en terrazas.

Las terrazas son el único espacio de los bares donde se puede fumar, según la Ley Antitabaco. Pero Sanidad recomienda ahora limitar el consumo de tabaco y, en caso de hacerlo, que sea en espacios separados abiertos, extremando las medidas de higiene personal de quien consume y con lavado de manos previo y posterior a la manipulación de productos.

Respecto a las pipas de agua, utensilios compartidos por los clientes en los establecimientos que disponen de ellas, Sanidad de recuerda que estaban prohibidas en las diferentes fases de la desescalada. Con la nueva normalidad, también considera oportuno no usarlas, teniendo en cuenta las recomendaciones de higiene establecidas.

En todo caso, pasa de ser una norma a ser una recomendación y, en todo caso, la decisión última la tienen las comunidades autónomas. Según Sanidad, «ya hay algunas que están desarrollando de forma complementaria su propia normativa».

El posicionamiento del Consejo Interterritorial avalado por Salud y las comunidades autónomas se basa en los nuevos riesgos asociados a fumar y vapear. Además de los propios daños a la salud que provoca el tabaco, el consejo recuerda que manipular la mascarilla para fumar y el contacto de la boca con los dedos y el cigarrillo supone un peligro de transmisión.

En su recomendación añaden que el mero acto de fumar también implica la expulsión de gotitas respiratorias y que estas pueden contener carga viral y ser altamente contagiosas. Se relación también el acto de fumar con el factor de relajación de la distancia social de seguridad, y entre los motivos, suman el de la mayor propensión a padecer enfermedades respiratorias.

La OMS lo desaconseja

La nueva recomendación llega al mismo tiempo que la OMS despeja las dudas sobre el efecto del tabaco en el Coronavirus. Este era un antiguo debate que sembraba dudas sobre si la nicotina ayudaba a prevenir el Covid-19 o eran meras especulaciones.

Algunos estudios aseguran que la nicotina dificulta la penetración del Coronavirus en las células y por lo tanto, concluyen que los fumadores tienen menos riesgo de infección. Ahora, la OMS se ha pronunciado sobre esto y ha determinado que no hay evidencias probadas de esto y que la única certeza es que los fumadores corren más riesgo de sufrir complicaciones.

Según un informe presentado hoy por la OMS, las personas fumadoras corren mayor riesgo de sufrir complicaciones y morir. Además, recomienda por norma general dejar de fumar, a través de las terapias y los mecanismos que son de utilidad para ello.