Varias mesas de una terraza de un bar ocupadas

Los bares y comercios que tendrían que cerrar a las 20h por Semana Santa en España

Varias comunidades rechazan adelantar el cierre de los negocios no esenciales

El Ministerio de Sanidad pondrá sobre la mesa a las autonomías en la reunión del Consejo Interterritorial de este miércoles el cierre de los negocios no esenciales (entre los que están bares y restaurantes), a las 20:00 horas durante Semana Santa, ante la subida de la incidencia acumulada a 14 días en España.

Hasta hace unas horas, los rumores apuntaba a que podría bajarse el toque de queda a las 20:00 horas pero la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha descartado esta opción, ya que ese cambio provocaría una modificación del decreto del estado de alarma, fijado entre las 22:00 y las 7:00 horas.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Tras este planteamiento del Gobierno, ya son varias las comunidades autónomas que se oponen a este cambio horario de la hostelería y negocios no esenciales con cierre a las 20:00 horas. Entre las que rechazan este adelanto están, entre otras, la Comunidad de Madrid, Murcia y Andalucía.

Madrid y Andalucía rechazan la propuesta de Sanidad

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha sido tajante esta mañana, afirmando que no desea adelantar el toque de queda ni el cierre de los negocios no esenciales y ha dicho que estas medidas harían que aumentasen las cenas en los domicilios particulares. «No somos amigos de las ocurrencias cuando las cosas van funcionando bien. Todo aquello que funciona no hay que tocarlo mientras no suba preocupantemente el virus», ha sentenciado durante su comparecencia de este miércoles.

Asimismo, Díaz Ayuso ha asegurado que el cierre de este tipo de negocios también provocaría que se disparase «el virus. No hay que utilizar la pandemia para insuflar miedo, ni ahora ni nunca», ha señalado.

Con una opinión similar a la de Ayuso se ha destapado el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, declarando que para nada es «partidario» en hacer efectiva esta posible medida. Además, el máximo dirigente del gobierno andaluz apunta que la incidencia acumulada en su región es «muchísimo inferior» a la que tenía Andalucía en plena tercera ola. Por otro lado, La Rioja es otra de las regiones que rechazan el adelanto y no meditan «más restricciones» que las ya establecidas con anterioridad.

Castilla y León, partidaria de adelantar el cierre de la actividad no esencial

Por su parte, el Gobierno de Castilla y León sí ha dado el visto bueno a la propuesta de Sanidad de adelantar el cierre de los negocios no esenciales. Verónica Casado, consejera de Sanidad de la Junta, ha rogado ser «extraordinariamente cautos ante la catarata de la cuarta ola que ya está llegando a Francia o Italia», ha dicho esta mañana.

«Si algo hemos aprendido es que, cuando alrededor suceden estas cosas, nos puede pasar a nosotros en breve. Somos como los gatos escaldados y sabemos que nos puede volver a suceder», ha apuntado Casado, señalando que «la tendencia ha cambiado, mientras que sigue habiendo muchas personas pasándolo francamente mal en unas unidades de críticos que siguen demasiado llenas de personas que están sufriendo», ha declarado en rueda de prensa.

Alerta en 11 comunidades autónomas por el aumento de contagios

Carolina Darias, la ministra de Sanidad ha alertado de un «cambio de tendencia» en el ritmo de aumento de los contagios y hospitalizaciones por Covid, afirmando que no descarta nuevas restricciones para las próximas semanas. Como dato significativo, los hospitalizados por el coronavirus han aumentado hasta un 8% en el puente de San José. 

Hace 15 días, la titular de Sanidad llegó a un acuerdo con las comunidades autónomas de ejecutar una serie de restricciones comunes para San José y Semana Santa, como el toque de queda fijado para las 23:00 horas y la prohibición total de cambiar de región. A su vez, se fijó que las reuniones solo podrían ser de cuatro personas como máximo en espacios cerrados y de seis personas en lugares abiertos.