Una jeringuilla con una hipotética vacuna contra el Covid-19

Sanidad modifica la edad de la vacuna de AstraZeneca en España

Las comunidades ratificarán la decisión en la reunión de esta tarde para retomar la vacunación a partir del miércoles

La comisión de Salud Pública ha acordado la administración de la vacuna AstraZeneca desde los 18 años hasta los 65. Se resuelve así una de las grandes polémicas en torno a la campaña de vacunación en España. La decisión tendrá que ser ratificada esta tarde en la reunión extraordinaria del Consejo Interterritorial de Salud.

Sanidad y comunidades autónomas se han emplazado esta tarde para tomar una decisión definitiva sobre la franja de edad de la vacuna de AstraZeneca. Según una información de última hora, en la reunión se ratificará la decisión que ha tomado Salud Pública. 

Esto permitirá ampliar el espectro de población que se podrá vacunar con la vacuna de Oxford y AstraZeneca. Hasta ahora, esta estaba limitada a las personas hasta 55 años, al no existir suficientes ensayos con personas mayores de esa edad. Así se hizo también en otros países, pero poco a poco se ha ido ampliando el espectro.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En España existían también algunas presiones, por ejemplo de comunidades autónomas como Cataluña y Madrid, para dejar vacunar con AstraZeneca hasta los 65 años. Las peticiones en esta línea argumentan que existen evidencia suficientes de la seguridad de esta vacuna en personas entre 55 y 65 años, y que la ampliación de la franja de edad permitirá vacunar a todos los profesionales que se han quedado fuera.

Entre los partidarios de ampliar la vacunación con AstraZeneca a los mayores de 55 años están los expertos de Sanidad. Tal y como han trasladado a la comisión de Salud Pública, estos expertos consideran que existe suficiente evidencia en los millones de usuarios para vacunar sin riesgo a estas edades. Además, han rechazado pedir la exclusión de la vacunación a personas con patologías que supongan un mayor riesgo de trombos.

La decisión tomada esta mañana por la comisión de salud en España contrasta con lo que se ha decidido en Francia, donde las autoridades han recomendado retomar la vacunación con AstraZeneca pero manteniendo al margen a los mayores de 55 años. El motivo de esta decisión ha sido precisamente la aparición de casos de trombosis graves en personas que se habían puesto la vacuna.

Nuevos datos de los ensayos

Justo antes de que la comisión de Salud Pública tomara esta decisión, la compañía AstraZeneca había emitido un comunicado en el que garantiza la seguridad en mayores de 55 años. Tras finalizar un ensayo en la fase III, la farmacéutica ha informado que tiene una seguridad del 80% en la prevención de casos sintomáticos, y un 100% en la prevención de casos graves y hospitalización.

AstraZeneca asegura que la vacuna es eficaz en personas de todos los grupos de edad, y subraya que esta es del 80% en mayores de 65 años. Según el estudio, un 20% de los participantes se encuentran en esta franja de edad, y de ellos un 60% manifestó problemas asociados a un mayor riesgo de desarrollar Covid-19.

La investigación no ha hallado evidencias de una relación entre la vacuna y las trombosis aparecidas en las últimas semanas. El comunicado concluye que «estos hallazgos confirman los resultados previos observados en ensayos con la vacuna en población adulta, pero es emocionante ver resultados de eficacia similares en personas mayores de 65 años por primera vez». Según estos resultados, la vacuna es segura a todas las edades.

Las comunidades apoyan la medida

Hasta ahora, en España se ponía la vacuna de AstraZeneca a trabajadores esenciales menores de 55 años, como bomberos, policías, profesores y personal sanitario que no trabajan en primera línea. Con la ampliación que aprobará hoy Sanidad, la vacuna se extenderá a personas hasta los 65 años. 

La comisión ha acordado que se reanude la vacunación con AstraZeneca este viernes, algo que ha sido muy aplaudido por las comunidades autónomas. Como Castilla-La Mancha, donde su presidente Emiliano García-Page ha resaltado la importancia de esta decisión, que «permitirá dar un acelerón en la vacunación».