El Ministro Salvador Illa en una reunión de gobierno

Sanidad propone confinamientos perimetrales por Navidad, pero con una excepción

Las comunidades se reunirán con Sanidad este miércoles para aprobar medidas

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, ese órgano integrado por representantes de las consejerías de Sanidad de cada autonomía, además del ministro de Sanidad y de otros expertos para la gestión de la pandemia, se reúne este miércoles, 2 de diciembre, para debatir y acordar un marco común de medidas sanitarias para aplicar de cara a las Navidades, algo que muchas comunidades han pedido para ir todos a una, aunque otras ya han avisado que tomarán sus propias decisiones. 

Salvador Illa, que estará en esa reunión, ha avisado este martes de que las medidas que se tomen después de debatirlas y aceptar propuestas de las regiones afectarán a la movilidad y a los contactos sociales, que deberán «hacerse de forma distinta a años anteriores». Sanidad ya alertó que estas medidas serían recomendaciones y que luego las autonomías tendrían el poder de decidir en función de cómo avance la pandemia en cada territorio, pero Illa ya ha avisado de por dónde pueden ir esas recomendaciones que afectarán a todas las celebraciones que se preparen para estas fiestas.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Aunque no ha estado confirmado por fuentes del Gobierno, según ha avanzado 'El Mundo', Sanidad estaría planeando proponer a las comunidades mantener el cierre perimetral, en el caso de las autonomías en las que ya esté vigente, o imponerlo en aquellas donde no lo esté. Este se alargaría entre el 23 de diciembre y el 6 enero.

Estos confinamientos serían parecidos a los que ya están vigentes y tan solo permitirían la movilidad entre comunidades autónomas para el «reagrupamiento familiar», es decir, que las personas que viven fuera puedan volver a celebrar la Navidad con sus familias. Esto impediría, por ejemplo, que se celebren cenas y comidas de Navidad en hoteles, casas rurales y demás instalaciones fuera del municipio de origen.

Esta no sería la única modificación que se tiene previsto introducir. El toque de queda para los días 24 y 31 de diciembre, coincidiendo con Nochebuena y Nochevieja, pasaría a ser a la 01:30 horas, alargándose media hora más. También se contempla que las reuniones pasen a ser de 10 personas. 

El ministro ha aclarado durante la sesión de control al Gobierno que se ha celebrado este martes en el Senado que «la estrategia que se fijó el 22 de octubre está funcionando» y que España está «venciendo la segunda oleada», ya que todas las comunidades autónomas están viendo un «descenso del número de casos». Aun así, siguiendo su línea habitual, Illa ha admitido que «no estamos bien, la situación todavía es preocupante» porque España sigue muy por encima de los 25 casos por cada 100.000 habitantes que harían que tener totalmente controlada la situación. 

De hecho, el balance publicado el martes dejaba la incidencia acumulada de las últimas dos semanas en 265 casos por cada 100.000 habitantes, prácticamente la mitad que había a principios de este mes, cuando se llegó a alcanzar los 529 casos, pero lejos de los 25 que mencionaba el ministro. Por esta razón, Illa cree que «debemos seguir esforzándonos» y ha reclamado «mucha prudencia ante las fiestas de Navidad».

María Jesús Montero confirma que las decisiones se tomarán el miércoles

María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, también ha comparecido este martes con unas declaraciones en la misma línea que el ministro de Sanidad, confirmando que las restricciones de cara a las Navidades se aprobarán este mismo miércoles, 2 de diciembre. 

Según ha adelantado la portavoz, las medidas se aprobarán con una «anticipación suficiente» para que los ciudadanos puedan organizar sus planes durante unas fiestas en las que se prevé un aumento de movilidad y de reuniones. «En el día de mañana podremos escuchar atentamente cuáles son estas recomendaciones en un año especialmente duro para todos, donde la prudencia y el sentido común tienen que imperar, sea cual sea el escenario que afrontemos», ha señalado.

Al igual que Illa, Montero ha celebrado que España esté logrando descender su curva de contagios tras el decreto de estado de alarma que permitió a las comunidades autónomas imponer medidas más restrictivas, como el toque de queda o el cierre de bares. Aun así, ha aclarado que «necesitamos que todo el mundo siga cumpliendo a rajatabla las indicaciones de Sanidad y las comunidades autónomas. Lo que ocurra en los próximos días va a ser determinante también para las próximas semanas».

Con todo, el miércoles por la tarde se conocerá previsiblemente el grueso de las medidas y recomendaciones que Sanidad pactará con todas las comunidades autónomas para permitir a las familias reunirse en Navidad pero respetando las medidas sanitarias y de seguridad. Después de eso, las regiones tendrán libertad para seguir esas recomendaciones e implementarlas en sus respectivos territorios o, por el contrario, tomar decisiones propias adaptadas a la realidad epidemiológica de cada territorio.