Pablo Iglesias colocándose la mascarilla en una reunión del Gobierno

Pablo Iglesias acorralado: A la luz el aviso que ha dado la policía

Un informe advierte del pago de 400.000 euros en la cuenta bancaria de la empresa encargada de la campaña electoral de Podemos en 2019

Podemos irrumpió en la escena política española hace unos años con una gran reivindicación: la limpieza frente a la corrupción. Desde entonces, el partido de Pablo Iglesias ha sacado pecho por su supuesta transparencia, aunque en los últimos tiempos su edificio se está viniendo abajo al acumular graves acusaciones de irregularidades.

Ahora, la sombra de la sospecha del blanqueo de capitales vuelve a sobrevolar la sede de Podemos al haber sido revelado un documento remitido el pasado mes de mayo por la Comisión de Blanqueos a la Policía Nacional y la Guardia Civil.

En el informe se advertía de la relación entre Podemos y la empresa Neurona, encargada de la campaña electoral del partido para las elecciones del 28 de abril de 2019. El informe, con fecha 25 de mayo, certifica que poco después de su constitución en marzo de 2019 recibió en una cuenta bancaria transferencias por un importe total de 400.000 euros. 

Los cargos fueron ordenados por la Coalición Electoral Unidas Podemos Izquierda Unida, al parecer como pago por servicios de la campaña electoral, y se realizó a la cuenta de la que es titular Neurona desde el 14 de marzo de 2019 en Madrid.

Según el informe, recibió dos transferencias internacionales, de 1.500 euros cada una. Entre abril y mayo recibió 363.000 euros transferidos por Podemos, que volvió a ordenar un ingreso de 38.720 euros en mayo de 2019. 

A su vez, Neurona envió 308.257 euros a una cuenta mexicana de la sociedad Creative Advice Group, además de 71.395 euros para impuestos y 28.579 para gastos en establecimientos comerciales. En su informe, Antiblanqueo advierte de que existen referencias negativas sobre el mexicano César Hernández Paredes, uno de los fundadores de Neurona.

Al parecer, de lo relaciona con casos de desvío de fondos públicos en Bolivia que están bajo investigación de la fiscalía de ese país. Otro fundadora de Neurona, Elías Castejón, podría estar implicado en los llamados «Papeles de Panamá».

Otras sospechas sobre Podemos

Durante estos últimos años, los servicios de inteligencia financiera han advertido de presuntas irregularidades entorno a la productos de Pablo Iglesias. Concretamente, se alertaba del pago procedente de empresas de dudosa procedencia que podrían estar vinculadas al dinero iraní y sus operaciones de blanqueo de capitales.

El que fuera máximo responsable del equipo jurídico de Podemos, José Manuel Calvente, denunció la financiación irregular del partido a través de Neurona y los microcréditos. Según su versión, los contratos simulados con Neurona servían para financiar con microcréditos a partidos extranjeros y, probablemente, también a Podemos. 

En un informe del pasado 28 de julio, el Tribunal de Cuentas puso de manifiesto posibles irregularidades en la constitución de la empresa en España y señaló que los 363.000 euros no estaban debidamente justificados como gastos electorales. 

Los fundadores de Neurona

Antiblanqueo detalla que César Hernández, fundador de Neurona, fue diputado en México y en 2014 llegó a Bolivia para gestionar la campaña electoral del ex presidente Evo Morales. Según el informe, luego habría recibido diversos contratos de organismos públicos bolivianos y podría haber hecho un desvío de fondos públicos a través de esos contratos.

Los «Papeles de Panamá» vinculan al otro fundador, Elías Castejón Hernández, con sociedades constituidas a través de Axacar Panamá, que aparece como beneficiaria de una transparencia bancaria de 28.247 dólares a través de otra sociedad que podría haber transferido fondos a Suiza a favor de personas vinculadas a tramas de corrupción en Egipto.