Un soldado con un arma en la mano y mirando fijamente

Rusia mata a 10 personas que hacían cola para obtener pan en Ucrania

El ejército ruso sigue atacando sin piedad a los civiles ucranianos

El ejército ruso sigue atacando sin piedad a la población de Ucrania. Sus tropas no solo están arrasando con todas las ciudades que encuentran a su paso, también están descargando sus balas y bombas contra los civiles indefensos.

Ni un poco de humanidad parecen tener los soldados enviados por Vladímir Putin a Ucrania. No tienen compasión con las personas que están sufriendo esta terrible tragedia y así lo han demostrado con el último ataque lanzado sobre la ciudad de Chernígov. 

Ubicada en el norte del país, a orillas del río Desná, la histórica ciudad ha sido testigo de uno de los ataques más atroces que ha cometido Rusia desde que declaró la guerra.

Captura de las ruinas del hospital infantil de Mariupol tras la ofensiva rusa
Las tropas rusas ya destruyeron sin piedad el hospital infantil de Mariúpol | Cedida

Se trata de un terrible suceso que se suma al ya perpetuado hace una semana con el bombardeo sobre el hospital materno infantil de Mariúpol

En el ataque fallecieron dos personas y otras 17 resultaron heridas. Entre ellas, la bloguera Marianna Podgurskaya, a la que se vio con la cara ensangrentada entre los escombros y a la que Rusia acusó de farsante.

▶️ Problemas en España por la guerra en Ucrania: Los supermercados se quedan sin algunos productos básicos

El último y despiadado ataque del ejército ruso a la población civil de Ucrania

Según han denunciado varios medios y entidades de Ucrania, los soldados rusos que asediaron la ciudad de Chernígov perpetuaron un terrible crimen tras disparar contra diez civiles en la vía pública.

En ese momento, las personas que perdieron la vida estaban fuera de sus refugios haciendo cola para comprar pan.

"En Chernígov, las tropas rusas dispararon contra las personas que hacían cola para comprar pan: al menos 10 muertos", explicó el Servicio Estatal de Ucrania en su cuenta de Twitter, dando a conocer un suceso que también fue confirmado por algunos medios locales.

Un corresponsal del medio local Suspilne también informó del tiroteo tras ser testigo directo del ataque. El reportero se encontraba en el lugar y confirmó el número de víctimas mortales, que situó en una decena, según informó Interfax-Ukraine.

Las informaciones apuntan a diez civiles muertos durante el ataque en Chernígov

Tal y como apuntan las autoridades de Ucrania, avaladas por la Embajada de Estados Unidos en Kiev, el último ataque de Rusia se acabó saldando con la muerte de 10 personas.

Los soldados parecen no tener piedad y no dudan en atacar a cualquiera que se encuentren a su paso. Incluso a los civiles, a pesar de que van desarmados y no suponen ningún peligro para su plan de ataque.

"Hoy, las fuerzas rusas dispararon y mataron a 10 personas que hacían fila para comprar pan en Chernihiv. Estos horribles ataques deben cesar. Estamos considerando todas las opciones disponibles para garantizar la rendición de cuentas por cualquier crimen atroz en Ucrania", indicaba la alegación diplomática de Estados Unidos en su cuenta de Twitter.

Se trata de un brutal crimen que ha debido evitarse a toda costa. Más si tenemos en cuenta que las negociaciones entre ambos países están avanzando y, por primera vez, se empieza a ver la luz al final del túnel.

Montaje con Zalenski y Putin
El alto el fuego entre Rusia y Ucrania podría estar más cerca tras un principio de acuerdo en la negociación | España Diario

Rusia y Ucrania parecen estar más cerca de llegar a un acuerdo para poner fin a la guerra y evitar que más personas sigan muriendo de la forma más cruel e injusta. Aunque resulta obvio que el acuerdo llega tarde, pues ya han sido muchos los civiles asesinados a manos del ejército.

Desde el inicio de la invasión, la oficina de derechos humanos de la ONU ha podido confirmar la muerte de 516 civiles en Ucrania, aunque estima que son muchos más.

De hecho, el recuento oficial llevado a cabo por las autoridades del país calculan que ya han perdido la vida más de 2.000 ciudadanos.