Abrazo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la firma del preacuerdo de Gobierno en noviembre de 2019

Los rumores de ruptura entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

En algunos medios dan por hecho que Sánchez podría sacrificar a Iglesias para provocar a Casado

La pareja de moda de la política española podría tener los días contados si se confirman los rumores de ruptura en tiempos del Coronavirus. Y es que la frágil estabilidad del romance entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, pareja de hecho desde que se fraguara el gobierno de coalición hace apenas cuatro meses, puede saltar por los aires con la  nueva gran alianza.

El triunfo de su historia de amor, inmortalizado en aquella imagen de la firma del preacuerdo en noviembre de 2019, no ha disipado las  diferencias entre el presidente Pedro Sánchez y el vicepresidente Pablo Iglesias, y en la redacción de algún periódico de la capital ya anuncian rumores de ruptura por una posible traición de Sánchez a Iglesias.

¿Sería capaz Sánchez de  sacrificar a Pablo Iglesias para obligar al Pablo Casado a posicionarse  en la propuesta del Gobierno de una gran coalición? Muchos ven en la propuesta de Pedro Sánchez de una gran coalición para la refundación de España a medio y largo plazo un maquiavélico plan para quitarse de enmedio a Pablo Iglesias y obligar al PP a retratarse.

En la sede del PP desconfían de la propuesta de Sánchez  porque la ven vacía de contenidos, pero existe también el temor a que los socialistas acaben presentando una propuesta de mínimos  con medidas económicas asumibles y la cabeza de Iglesias en una bandeja para forzar al PP a entrar en la nueva gran coalición y salvar la posición del PSOE.

Y es que cuando Sánchez e Iglesias limaron asperezas para inaugurar el primer gobierno de coalición de la moderna democracia en España, la situación permitía sobrellevar el frágil equilibrio de los apoyos al Gobierno, sustentados en los nacionalistas vascos y los independentistas catalanes

Pero Sánchez sabe que con un Gobierno en minoría dependiendo de los apoyos externos de pequeños partidos no se puede  afrontar una emergencia sanitaria como la que está viviendo el país, y el gran temor del líder de la oposición es que los socialistas se adelanten a un más que probable naufragio redefiniendo las alianzas  y absorbiendo a la oposición.

Por ahora, el PP mantiene las distancias y con el discurso de las propuestas vacías de Sánchez le vale. Pero, ¿qué sucederá si Sánchez decide deshacerse de Podemos y ofrecer un pacto sólido que incluya al principal partido de la oposición? A todo esto, muchos ya adivinan que toda esta crisis se va a resolver en unas nuevas elecciones.

Ruptura del pacto entre Sánchez e Iglesias, ¿bulo o realidad?

Mientras tanto, Pablo Iglesias intenta hacer oídos sordos a los rumores de crisis y ruptura, y aprovecha la propuesta de la gran coalición para introducir medidas de cara a su electorado, como el ingreso vital mínimo  que viene a rescatar la gran medida con la que la formación morada dio el salto a la política: la  renta mínima básica.

Los pesos pesados dentro del PSOE se están esforzando en  tumbar las aspiraciones de Podemos  en esta línea, dejando claro que aquellos sueños de alcoba sobre el gobierno más progresista de Europa se desvanecen con la misma velocidad con la que la crisis del Coronavirus está poniendo  la política nacional patas arriba.

¿Bulo o realidad?  Veremos en qué queda todo esto y si Pedro Sánchez, conocido por ser alguien extremadamente pragmático, es capaz de sacrificar a Iglesias para provocar a Casado. En todo caso, si consuma la infidelidad puede conseguir algo nada baladí: descolgarse el sambenito de traidor a la patria para colgárselo a Pablo Casado.