Montaje de fotos de Pedro Sánchez junto al Rey Felipe y la Reina Letizia

El error de Pedro Sánchez y su mujer Begoña que no se cree ni la reina Letizia

Sánchez se salta el protocolo durante la recepción oficial en el Palacio Real

Este martes se celebró en el Palacio Real, en Madrid, la cumbre oficial de la OTAN. Asistieron cerca de 5 000 participantes, 2 000 periodistas acreditados y unos 2 000 delegados a la cumbre.

Entre los participantes se encontraban los líderes de los países de la OTAN como Joe Biden, presidente de EE. UU., o Boris Johnson de Reino Unido.

Todos los mandatarios internacionales tuvieron que pasar con sus parejas a saludar, dar un apretón de manos y posar para una fotografía con los reyes de España. Un protocolo ya bien conocido por todos, pero que a algún invitado se le ha olvidado.

Pedro Sánchez, jefe del Ejecutivo de España, era el primero de todos en entrar junto a su mujer, Begoña Gómez. Comparten unas breves palabras, se dan un apretón de manos y el presidente se marcha. Mientras, su mujer y los reyes se preparan para la foto.

La reina Letizia tuvo que advertírselo con unos gestos y el rey Felipe diciendo "para hacernos la foto". Un despiste que Sánchez rectificó con rapidez volviendo de nuevo a la escena para ser fotografiado.

La bandera del revés

Sin embargo no ha sido el único error que ha sufrido Sánchez. A pesar de que este no ha sido por culpa del presidente español, ha dado mucho de qué hablar una escena donde aparecía la bandera del país del revés.

Sánchez se sentaba en su sitio durante la cumbre, y era grabado mientras hablaba. En las imágenes se ve como la pequeña bandera de España que hay delante de él está girada. La Moncloa aclara que la colación de banderas era responsabilidad de la OTAN. Aun así hay quienes especulan que era una señal.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Sánchez da la nota en la Cumbre

Ha sido el mayor despliegue de vigilancia hasta la fecha, con más de 10.000 agentes, aviones militares y helicópteros que sobrevolarán todos los días el cielo madrileño, según reseñan medios de comunicación nacionales.

Pero no ha sido ni más ni menos que nuestro presidente, Pedro Sánchez, quien ha llamado más la atención, y provocado alguna risa.