Juan Carlos I en las regatas de Sanxenxo el sábado 28 de septiembre de 2019

Se va de España. El paraíso en el que vivirá el rey Juan Carlos a partir de ahora

El rey emérito podrá disfrutar de su enorme fortuna en un lugar turístico que le permitiría evitar la extradición

A medida que la justicia va cerrando el cerco sobre él, el rey emérito Juan Carlos, cada vez más asediado, ha tomado la decisión de irse de España y ha elegido como su próxima residencia un destino turístico en pleno Caribe: República Dominicana. Así lo han confirmado fuente de ese país, que están preparando la nueva residencia del monarca.

El Borbón no conseguirá zafarse tan fácilmente de sus problemas judiciales, que no han hecho más que empezar, pero sí podrá disfrutar de su fortuna en un lugar más relajado, Y para su retiro no ha elegido un lugar cualquiera, sino una de las zonas más exclusivas del país caribeño como es La Romana, donde tienen su residencia otros personajes VIP como Felipe González, Jesús Barderas, Carlos Slim y la familia Clinton.

Este privilegiado paraíso en el Caribe puede ayudar a Juan Carlos a desconectar en un momento en el que su horizonte judicial se complica por las  investigaciones que, tanto en Suiza como en España, tratan de esclarecer el origen de su fortuna estimada, según la revista Forbes, en 2.000 millones  de dólares.

Estas investigaciones no han hecho más que empeorar la imagen pública del monarca, ya muy deteriorada por los sucesivos escándalos durante la etapa final de su reinado y después. Tan deteriorada que incluso el propio  rey Felipe VI tuvo que renunciar públicamente a la herencia de su padre, cuyo origen sigue siendo el secreto mejor guardado del Estado español.

Para huir del torbellino mediático el rey ha decidido abandonar España y, en la citada zona de La Romana, en la República Dominicana, ya le están preparando la casa, el operativo de seguridad  y las visitas de amigos y muy buenas amigas tanto de Estados Unidos como de países caribeños y latinoamericanos.

Evitaría la extradición

En La Romana se encuentran las mansiones y villas más exclusivas del Caribe donde se dan cita las grandes fortunas de Estados Unidos, México, Canadá, Europa, Asia y Latinoamérica. Además, el lugar se ha convertido en uno de los lugares predilectos del dinero sucio de países como Venezuela, Colombia, Brasil, Argentina y Europa. 

En los portales de viviendas de lujo de La Romana se encuentran precios no inferiores a los 5 millones de euros y en algunos casos se superan los 40 millones, algo que le puede salir incluso barato al rey emérito por las varias ventajas que le ofrece el lugar.

Y es que, según el tratado de extradición entre España y la República Dominicana, «no se concederá la extradición cuando la responsabilidad penal se hubiere extinguido por prescripción u otra causa, conforme a la legislación de cualquiera de las partes». Esto haría muy difícil que el Estado dominicano concediera la extradición a España si así fuera requerida, ya que cualquier excusa puede incluirse en «otra causa».

Además, el rey emérito estará cerca de Panamá, un país con el que ha tenido mucha relación ya que fue allí donde se creó la Fundación Lucum que ahora investiga la fiscalía suiza. En todo caso, en su nuevo destino ya especulan sobre quién ha podido aconsejar a Juan Carlos el lugar para su nueva residencia.