Imagen de archivo de una persona usando una mascarilla

Esto lo cambia todo: La guía definitiva que dice cómo protegerse del Covid-19

Según el nuevo estudio publicado en ‘The Lancet’ ninguna medida por sí sola ayuda a protegerse del virus

Con sus dudas y sus titubeos, con sus pasos hacia adelante y hacia atrás, la distancia social y el uso de mascarillas  se han consolidado durante estos meses como las medidas inequívocas para protegerse del Covid-19 y, con su más y sus menos, las autoridades sanitarias han llegado al consenso de que son las más eficaces  contra el virus.

Sin embargo, más de cinco meses después de que saltara el primer caso en Wuhan, China, sigue planeando la duda acerca de lo que en realidad se ha demostrado científicamente en cuanto a medidas de seguridad, algo que ahora resuelve la prestigiosa revista científica «The Lancet» con la guía definitiva para saber cómo protegerse del Covid-19.

Y hay cambios importantes, porque según sus propios autores la evidencia  obtenida de todos los estudios es moderada, y hay que revisar todo lo que hasta ahora se creía sobre la distancia social, las mascarillas y los protectores visuales.

Por ejemplo, las autoridades sanitarias hablan de dejar un mínimo de metro y medio para evitar el riesgo de transmisión. Los estudios demuestran que estar a un metro de distancia o más ya protege muchísimo, un 82%, del contagio. 

Sin embargo, por cada metro adicional la protección se duplica, y este dato desplaza la regla de estar entre uno y dos metros separados, que viene de hallazgos muy antiguos. Según las nuevas conclusiones, esto puede ayudar a  que se levanten ciertas restricciones y, sobre todo, a que asumamos nuevas formas de reunirnos con seguridad.

Mascarillas sí o no, y cuáles

En cuanto a las mascarillas, hasta ahora las mascarillas FFP2 se recomendaban sólo a los sanitarios que trabajan con pacientes de Covid-19, pero los datos del nuevo estudio muestran que la diferencia de protección entre estas mascarillas y las quirúrgicas es de más de 20 puntos, de un 67% a un 96%, y por esta razón están indicadas para todo trabajador sanitario y otros  trabajadores esenciales.

El informe también advierte contra ciertos tipos de mascarillas caseras o de diseño, como las que sólo tienen una capa: «Tienen que ser resistentes al agua, tener  múltiples capas y ajustarse bien a la cara». Además, se recomienda las mascarillas higiénicas o quirúrgicas para la población en general.

Una de los últimas recomendaciones que han incorporado las autoridades sanitarias es el uso de los protectores oculares. El nuevo estudio pone en cuarentena esta medida evidenciando la falta de pruebas sobre la eficacia de las gafas, que en todo caso sí se recomiendan para el personal sanitario siempre que se acompañen del resto de EPIs (equipos de protección individual)

Todo parece indicar, según el estudio, que ninguna de las intervenciones analizadas son suficientes por sí solas para protegerse del nuevo Coronavirus. Usando alguna o todas ellas, se necesitará seguir con una intensa y frecuente higiene de manos y no bajar nunca la guardia.