Varias personas esperan en la puerta de un oficina de empleo

Revés para los españoles pendientes de un ERTE: cobrarán con retraso

Se trata de un nuevo contratiempo para los trabajadores en ERTE, que todavía no han cobrado la prestación correspondiente al mes de diciembre

Los 740.000 trabajadores que actualmente están en ERTE en España van a volver a sufrir retrasos en el cobro de la prestación este febrero. Miles de familias en apuros con situaciones económicas delicadas ven otra vez su situación pendiente de un hilo por no poder afrontar los pagos mensuales, un grave varapalo que se suma a varios que ya han sufrido los trabajadores en ERTE desde el inicio de la pandemia.

Se trata de la nómina perteneciente al mes de diciembre, que los trabajadores aún no han cobrado y por la que llevan más de un mes de retraso. Según explican fuentes del SEPE al medio ‘El Confidencial’, justifican ese retraso echando la culpa a las empresas, que han comunicado los días de suspensión temporal de empleo en enero, es decir, a mes vencido debido al parón de Navidad.

“El SEPE calcula la nómina, pero ya se abona en febrero», han asegurado, confirmando que durante este mes los trabajadores van a empezar a cobrar los ERTE pertenecientes a diciembre. Pero este retraso va a provocar a partir de una ahora una dilación del cobro de la prestación para los meses venideros:

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Los trabajadores que están afectados por ERTE presentados en enero no cobrarán hasta marzo», han asegurado a ‘ECD’ desde el SEPE.

Las empresas, los culpables según el SEPE

Además, el SEPE destaca que el cierre intermitente de comercios, hostelería y otras actividades económicas en las distintas comunidades autónomas está dificultando la confección de las nóminas y causando retrasos adicionales, pues las empresas comunican tarde que han retomado ERTE, por ejemplo.

«En el caso de los trabajadores que se hayan incorporado total o parcialmente, las fechas de pago están condicionadas por las comunicaciones de los periodos de actividad que las empresas hacen llegar al SEPE», han destacado al citado medio desde el Ministerio de Trabajo.

Desde el SEPE también han reclamado comprensión por la gran carga de trabajo que están viviendo, pues a raíz de la pandemia, se están tramitando al menos el triple de expedientes que antes y esto requiere de más tiempo: «Estamos multiplicando por tres los expedientes que tramitábamos antes de la pandemia. Se trata de una situación excepcional que, por haberse convertido en rutina, no implica que la carga de trabajo no siga siendo tremenda», justifican.

El caos de los ERTE desde el inicio de la pandemia

Este se convierte en un contratiempo más en el colectivo de los trabajadores en ERTE que desde marzo vienen sufriendo una serie de errores en el cobro de dicha prestación, que ha traído de cabeza a muchas familias que dependían de ese ingreso para subsistir lo que ha causado mucho malestar y crispación.

Entre los muchos errores en el pago de los ERTE destacan que hubo personas que tenían derecho a la prestación y no la recibieron, otras que no tenían que haberla percibido y sí lo hicieron. Algunas cobraron meses completos pese a haber concluido antes su ERTE, y otras cobraron cifras inferiores a las que les correspondían.

Algunos errores más graves incluían el hecho de que no se tuvo en cuenta el número de hijos en el momento de reconocer las prestaciones, y ha habido hasta errores en el número de cuenta bancaria de los beneficiados, en general, un caos.

Este pasado enero se aprobó una nueva prórroga de los ERTE hasta el 31 de mayo, y es posible que pasada esa fecha se vuelva a ampliar, debido a que no se prevé un cambio en la situación pandémica en España.

Actualmente, 739.000 personas se encuentran amparadas bajo esta protección social, que consta del cobro del 70 % de la base reguladora y del compromiso de las empresas de mantener el empleo durante 6 meses después del ERTE, con la prohibición de despido.