Una pareja tomando una bebida en una terraza con mascarilla

Qué y que no se podrá hacer en los municipios de Galicia a partir del viernes

Así queda el mapa de restricciones por zonas

Como suele ser habitual el comité clínico del Servizo Galego de Sáude (SERGAS) se reunió este martes por la tarde para volver a decidir sobre las restricciones que estará vigentes en los diferentes municipios gallegos en los próximos días. Una vez más fue un encuentro que se alargó hasta bien entrada la noche y que finalmente, aunque en algunos concellos sí se han relajado las medidas más extremas, todavía no estará permitida la movilidad por toda la comunidad, quedando hasta tres localidades en el máximo nivel de alerta. 

Tras la reunión de este martes, se ha fijado un nuevo mapa de desescalada que entrará en vigor el próximo viernes 30 de abril. Las tres localidades donde seguirá estando prohibida tanto la entrada como la salida de sus límites municipales serán Vilanova de Arousa, Carballeda de Valdeorras y Cualedro. A su vez, abandonan este nivel A Pobra do Caramiñal y O Grove que bajan a un nivel alto de restricciones. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En este segundo escalón de restricciones se han situado, junto a los dos ya citados, otros 14 concellos. Por un lado, se endurecen las medidas en los municipios de Verea, A Merca, Salceda de Caselas y Coristanco. Aunque si se podrá salir de ellos, se mantienen con el segundo nivel de restricciones los siguientes municipios: Petín, Muíños, Meira, Ribadumia, Marín, Meaño, Meis, Ponteareas, Ribeira y Cambre. 

Donde se han producido más cambios es en el nivel medio de restricciones. Por un lado, son dos los municipios que desde un nivel alto ven como se relajan algo las restricciones, hablamos de  Lobeira y O Barco. En cambio, los siguientes concellos ascienden desde el nivel medio-bajo:  Nigrán, Tui, Porriño, Xinzo de Limia, Mesía, A Laracha, Betanzos, Carballo y Ares. En este nivel de escala se mantendrán los próximos días las localidades de Gondomar, Cangas, Cambados, Sanxenxo, Vilagarcía de Arousa, Carnota, Poio, Rianxo, Carral, Lobios, Verín, Cartelle, Trabada, Barreiros y Chantada. 

Por último, también ha habido hasta 4 municipios donde la mejora de la situación ha sido suficiente para que el comité clínico haya valorado relajar sus medidas hasta el nivel más bajo. Estamos hablando de Padrenda, Cortegada, A Illa y Catoira. El resto de la comunidad gallega permanecerá una semana con este nivel de restricciones medio-bajo. 

Cuáles son las restricciones concretas en cada nivel de alerta

Es sabido que la Xunta de Galicia establece cada semana una serie de restricciones por concellos dependiendo de su situación epidemiológica. Para ello, establecieron una escala de cuatro niveles que se actualiza de manera semanal. En el más alto de ellos, las restricciones que se llevan a cabo implican el cierre perimetral de las localidades afectadas, solo pudiendo entrar o salir por las excepciones habituales. Además, en ellas está cerrada totalmente la hostelería, salvo para entrega a domicilio o para recoger pedidos en el propio local. También están prohibidas las reuniones ente no convivientes. En toda Galicia, hay un toque de queda de 23 a 06 horas. 

En el nivel alto, si se permite la movilidad con el resto de localidades gallegas, salvo las cerradas. Aquí, las reuniones están limitadas a 4 no convivientes en exteriores y a 6 en interiores. Los horarios de cierre en la hostelería y la restauración son a las 21 horas en los bares y a las 23 horas en los restaurantes. Esto solo pueden abrir sus terrazas con un aforo de un 50%. 

En el nivel medio, se mantienen el mismo horario en hostelería y restauración y los límites en reuniones sociales que en el nivel alto. Aquí lo que cambia es que el interior de bares y restaurantes puede abrir hasta un 30% de su aforo. Por último, en el nivel más bajo, también se mantienen las restricciones de horarios o en reuniones de los dos anteriores, aquí se incrementan los aforos en bares y restaurantes hasta un 50% en interiores y un 75% en exteriores.