Dos agentes y un vehículo de la Policía Nacional

La policía estalla: Su queja que pone en evidencia el coladero de Barajas

Los agentes denuncian que no existe un protocolo claro de actuación ante infectados o asintomáticos y avisan de las consecuencias

La alarma por la entrada de numerosos casos positivos en el aeropuerto de Barajas adquiere relevancia con la última queja de la policía al Gobierno de Pedro Sánchez. Los policías nacionales destinados en el aeropuerto de Madrid-Barajas denuncian la falta de coordinación para atender a los viajeros a diario aterrizan en la capital.

Según los agentes, la información que les brinda AENA sobre el número de pasajeros es insuficiente, y no hay un protocolo claro de actuación ante infectados o asintomáticos. Según la Comunidad de Madrid, en un mes se han detectado 32 casos positivos en el tránsito de viajeros de la capital. Pero según el aviso de la policía, puede ser mucho peor.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Según fuentes policiales, los mandos de Policía Nacional han trasladado su malestar a AENA en las diferentes reuniones de coordinación. Exigen datos reales sobre el número de pasajeros que el aeropuerto tiene previsto recibir cada día, y no del número de vuelos que aterrizan en pistas. El primer dato les permite establecer dispositivos más certeros.

En condiciones normales, la policía mantiene entre 700 y 850 funcionarios en las terminales que han sido reabiertas en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. El número se ha reducido aproximadamente a 300. «Esto puede ser insuficiente o excesivo según cada caso, no saber cuántos pasajeros van en cada avión dificulta establecer un dispositivo», dicen.

El secretario general en Madrid del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Luis Torrijos, lamenta la falta de claridad en los datos facilitados por AENA. En sus palabras, «la policía necesita saber la cifra, al menos aproximada, de viajeros que aterrizarán cada día». También echa de menos «unas líneas de actuación más claras sobre cómo intervenir en el aeropuerto».

Los agentes denuncian que no hay un protocolo claro. El riesgo de salud pública es uno de los motivos por los que la Policía puede denegar la entrada de un viajero. Pero la policía considera que no hay instrucciones claras y coordinadas sobre cómo actuar frente a cada caso.

‘No me han llamado ni una sola vez’

Las medidas establecidas por Sanidad, como la toma de temperatura, la recogida de datos y el posterior seguimiento de los viajeros por teléfono, son insuficientes según la policía. La medición de la temperatura es ineficaz en los asintomáticos, y los pasajeros aseguran que el seguimiento es inexistente: «No me han llamado ni una sola vez», dice uno.

Según la Comunidad de Madrid, desde el 11 de mayo hasta el 11 de junio ha habido 32 casos positivos de coronavirus en Barajas procedentes de zonas de riesgo. Cinco de ellas requirieron hospitalización. El coladero de Barajas queda ahora confirmado por las quejas de la policía.

El caso ha generado polémica entre la Comunidad de Madrid y el Gobierno de Pedro Sánchez. La presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, asegura que no hay coordinación suficiente con el ministerio de Sanidad, y el vicepresidente Ignacio Aguado cree que el dispositivo de seguridad establecido va a propiciar que volvamos a febrero.

Sin ir más lejos, el responsable de riesgos laborales de la Policía Nacional, José Antonio Nieto, redactó el pasado mes una instrucción para que los agentes extremaran las precauciones. En ella incluía lavarse las manos, evitar aglomeraciones, cubrirse la boca al estornudar y toser, y usar guantes y mascarillas. Nieto fue cesado de su cargo tras la filtración de su informe.