Montaje con foto de los bombardeos

Putin lo hace por primera vez: el anuncio de Rusia que puede dar un giro a la guerra

Rusia emplea por primera vez en la guerra misiles hipersónicos

Putin está dispuesto a todo con tal de derrotar a Ucrania. El último movimiento del presidente de Rusia ha podido descolocar un tanto a sus contrincantes. Al parecer, utilizó un misil hipersónico Kinzhal por primera vez.

Con esta acción pretendía destruir un arsenal subterráneo que se localizaba en el suroeste del país. El Ministerio de Defensa ruso confirmó el impacto de dicho misil en el municipio de Deliatin, acabando con cajas de munición. Este material iba a ser utilizado por los aviones de combate, apuntan los medios nacionales.

Rusia "ha destruido un gran almacén subterráneo que contenía misiles y municiones de avión", detalló un portavoz del Gobierno. Todo ello gracias a este sistema de mísiles aerobalísticos hipersónicos.

Con anterioridad habían recurrido a misiles de largo alcance para atacar el oeste de Ucrania, en una zona próxima a la frontera con Polonia. Pero este sistema es totalmente novedoso. Forma parte de una serie de armas estratégicas avanzadas que Putin había presentado en 2018.

Desde Defensa también hicieron balance del daño causado por las Fuerzas Armadas desde el inicio del conflicto en Ucrania. Destruyeron en torno a los 200 vehículos aéreos no tripulados, más de 1400 tanques y otros vehículos blindados.

Foto de la explosión de un misil hipersónico 'Kinzhal' durante unas pruebas en Crimea a manos de Putin
Rusia ha optado por un misil hipersónico 'Kinzhal'. | Europa Press

"Desde el inicio de la operación militar especial han sido destruidos 196 vehículos aéreos no tripulados". A ello se le suman "1438 tanques y otros vehículos de combate", destaca un portavoz del Gobierno.

También acabaron con 145 lanzacohetes de lanzamiento múltiple, 556 piezas de artillería y 1237 unidades de vehículos especiales.

En las últimas horas, las autoridades de Ucrania confirmaron la destrucción de una planta de reparación de aviones. Se encontraba muy próxima al aeropuerto de Leópolis, a apenas 50 kilómetros de la frontera con Polonia. Formaba parte de una serie de ataques que llevaron a cabo las fuerzas de Putin.

▶️ Un Policía Nacional narra su huida de la guerra de Ucrania: Desgarrador

Rusia está teniendo muy claros cuáles son sus objetivos. "Varios misiles han impactado en planta de reparación de aviones. El edificio ha sido destruido", señalo el alcalde de la ciudad, Andri Sadovi en un mensaje en Telegram.

Desveló que se adelantaron a los acontecimientos y no hubo que lamentar víctimas.

La ciudad de Leópolis se encuentra apartada de las principales zonas de combate. El ejército ruso, de momento, tiene otros objetivos más definidos en mente. En cualquier caso, su plan inicial no ha resultado como ellos esperaban.

Foto de una prueba de lanzamiento de un misil hipersónico 'Kinzhal' en el mar Negro de Crimea bajo las órdenes de Putin
El lanzamiento de un misil por parte de Rusia en una prueba. | Europa Press

El Ministerio de Defensa de Reino Unido ha desvelado que Putin se plantea un cambio de estrategia. Después de fracasar su intento de invadir Ucrania en cuestión de días, ahora buscan una guerra de desgaste.

"Se ha visto obligada a cambiar su aproximación operativa y ahora persigue una estrategia de atrición", apuntaron en Twitter desde el Ministerio. Esta modificación es debido a su "incapacidad de alcanzar sus objetivos originales, sorprendidos por la escala y ferocidad de la resistencia ucraniana".

Rusia apostará por los ataques indiscriminados

La nueva estrategia de Rusia implicará "probablemente el uso indiscriminado de ataques". Esto desembocará "en un incremento de las víctimas civiles, la destrucción de la infraestructura ucraniana y el empeoramiento de la crisis humanitaria".

Ante esto, Putin habría reforzado en los últimos días su control sobre los medios de comunicación nacionales. Así cuentan desde Reino Unido.

Plano detalle de un misil
Plano detalle de un misil. | Canva

En su opinión, el Kremlin "está intentando controlar la narrativa, distraer la atención de sus problemas operativos". Esto les permitiría mantener en secreto también el número de bajas tan elevado que están sufriendo en el país.

Temen que Rusia esté utilizando las conversaciones de paz con Ucrania como "una cortina de humo". En realidad tratan de ganar tiempo para reagrupar sus tropas y afrontar con mejores garantías una nueva ofensiva.