Discover gobierno

El PSOE no cumple sus normas: su bancada abarrotada y sin distancia de seguridad

El partido del Gobierno quería escenificar el éxito de su presidente con un aplauso mayoritario

Tras la última enganchada entre Sánchez y Casado horas después de la aprobación del fondo de recuperación europeo, el PSOE quería escenificar hoy el éxito al presidente del Gobierno con una recibida por todo lo alto. Pero en su intento de agasajar a su líder con un gran aplauso, el PSOE ha incurrido en un grave incumplimiento en plena pandemia.

La foto ya está corriendo y es objeto de gran indignación por parte de muchos españoles que ven en el comportamiento del partido del Gobierno un acto de irresponsabilidad: la bancada socialista aparece repleta mientras piden a la ciudadanía que respeten las medidas.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En plena oleada de rebrotes y al borde de otro desastre como el de marzo, España asiste hoy atónito a la imagen del Congreso. Allí, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, explica el fondo de recuperación europeo en la sesión donde se votará el documento de reactivación económica de la comisión de reconstrucción.

La pasada semana, el presidente del PP, Pablo Casado, intentó menospreciar el papel del presidente en las negociaciones de Bruselas, horas después de que se firmara un acuerdo histórico y los pesos pesados del Gobierno recibieran a Sánchez con aplausos y pasillo incluido. El PSOE intenta vender el acuerdo como un éxito histórico.

En este intento, hoy tocaba escenificar el apoyo al presidente y los socialistas han llenado su bancada. El Gobierno insiste en que hay que mantener las medidas de prevención y sobre todo el distanciamiento social para evitar la propagación del Covid-19, pero la bancada socialista aparece repleta y desata una tormenta de críticas.

Fuentes del Congreso apunta que no hay ningún acuerdo nuevo entre portavoces para ampliar el aforo, con lo que el límite sigue siendo del 50%. Sin embargo, los socialistas están a más de un 100%, ya que ningunos de sus 120 diputados ha pedido el voto telemático.

A ellos se les suman además varios senadores que han querido estar presentes en la sesión para aplaudir a Sánchez mientras explica los últimos acuerdos del Consejo Europeo. Miembros del parlamento han mostrado su malestar: «Si los diputados del Congreso y del grupo del Gobierno no cumplen las indicaciones de Sanidad, están dando un pésimo ejemplo».

Con mascarilla pero sin distancia

Los dos grandes grupos, socialistas y populares, han tratado de superar la autolimitación de aforo que se impusieron los partidos con el inicio del estado de alarma. El PP en especial ya pidió el mes de marzo que se permitiera la asistencia de todos sus diputados, cosa que no ocurrió mientras se mantuvo aquella situación institucional.

Los diputados sí utilizan mascarilla, ya que están hombro con hombro, pero la estrechez de los escaños les impide guardar la más mínima distancia entre ellos. Los epidemiólogos recuerdan que estar cerca de alguien más de quince minutos multiplica la posibilidad de contagio.

La crítica más dura

Una de las críticas más duras ha venido del partido de la oposición Vox. La formación patriótica liderada por Santiago Abascal ha acusado a los diputados socialistas de actuar con irresponsabilidad por haber llenado su bancada pese a las restricciones sanitarias vigentes por el coronavirus.

Al inicio de su réplica al presidente, Abascal ha aprovechado para atizar al Gobierno por incumplir el acuerdo sobre la limitación del aforo en el salón de plenos. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha reconocido que ella no puede prohibir la entrada de los parlamentarios al hemiciclo, y Santiago Abascal le ha dado la razón.

Pero también ha apuntillado: «No la puede prohibir, pero ustedes han demostrado su irresponsabilidad» cuando, según ha recriminado, sí podían «prohibir a los españoles que salieran de sus casas».