Protestas en Madrid contra el Gobierno

Vídeo: Tercer día de protestas en pleno estado de alarma y sin respetar la distancia de seguridad en Madrid

Los vecinos han vuelto a salir a la calle, con mascarillas, pero sin respetar la distancia de seguridad

Decenas de personas —unas 60— han vuelto a salir a calle, por tercer día consecutivo, en la calle Núñez de Balboa de Madrid, y han mostrado su malestar  contra la gestión del Gobierno, presidido por Pedro Sánchez, durante la crisis del coronavirus al grito de «¡dimisión, dimisión!».

Los asistentes, en su gran mayoría residentes del barrio de Salamanca de la capital, han salido a la calle con cacerolas a mostrar su malestar. Madres con sus hijos pequeños, ancianos, adultos… Una retahíla de personas que, sin respetar la distancia de seguridad impuesta por el Gobierno y las asociaciones de la salud, han vuelto a salir a la calle apelotonados. La gran mayoría, eso sí, llevaban mascarilla.

A las 21:00 horas se iniciaba la protesta, bajo la lluvia que caía a esa hora. Según se ha podido observar en las imágenes, muchos se protegían de las condiciones climatológicas con paraguas con la bandera de España. Otros, golpeaban sus cacerolas al grito de «libertad, libertad». De hecho, algunas personas ya empiezan a hablar del ‘Movimiento Núñez de Balboa’, según ‘El Español’.

Durante el Estado de Alarma no se pueden llevar a cabo congregaciones masivas de personas, pues aumenta  el riesgo de contagio por coronavirus. Pese a ello, algunos manifestantes han asegurado que seguirán saliendo a la calle a las 21:00 horas durante los próximos días para hacer visible su protesta.

«Todos los días vamos a venir aquí»

El pasado domingo, según fuentes de Interior, unas 100 personas se congregaban en la vía, por lo que la Policía Nacional tuvo que acudir para disolver la concentración de personas, pues aumentaba el riesgo de contagio por el Covid-19, sobretodo en una comunidad que aún no ha podido pasar de fase.

Algunas personas tacharon a los policías personados allí de «traidores», e incluso algunos han empezado a hablar de censura. Fueron 13 las personas detenidas por no seguir las normas de seguridad ciudadana en cuanto a sanidad cuando los agentes les pedían que siguiesen con su paseo sin aglomerarse. No hicieron caso. Los hechos han tenido continuidad, organizándose aglomeraciones el pasado lunes y ayer por la noche.

Otros tiran de picaresca para tratar de eludir las multas o detenciones de las fuerzas de seguridad, alegando que «estamos paseando». «Todos los días vamos a venir aquí. Y si me tienen que detener, que me detengan. Que me lleven al calabozo. Todos los días aquí», aseguraban algunos de los asistentes.