Discover

Última hora: Primeras palabras de Pedro Sánchez sobre Juan Carlos tras irse de España

El presidente del Gobierno ha reafirmado su compromiso con el pacto constitucional y con el gobierno de coalición con Podemos

Pedro Sánchez se va de vacaciones. Pero antes ha querido comparecer para hacer un balance de la acción de Gobierno en estos primeros meses marcados por la crisis del Coronavirus. Ni una palabra de la salida de España del rey emérito don Juan Carlos, hasta que le han ido cayendo una a una las preguntas de los periodistas en el turno para los medios.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha manifestado el «absoluto respeto» a las decisiones tomadas por la Casa Real ante lo que ha denominado «supuestas conductas irregulares de uno de sus miembros que son objeto de investigación judicial». 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Sin embargo, se ha negado a desvelar los detalles de las negociaciones entre Moncloa y Zarzuela durante estos días, y ha zanjado la cuestión diciendo que «los asuntos de despacho entre el Gobierno y la Casa Real son discretos y confidenciales, y ahí quedan». Tampoco ha explicado por qué no informó ni siquiera a sus socios de gobierno, Unidas Podemos.

En su opinión, un gobierno de coalición se define por su hoja de ruta y por tener una dirección clara, aunque puedan existir diferencias como en este caso. Aunque no ha valorado las palabras de Unidas Podemos sobre lo que consideran una «huida indigna» del rey emérito, ha respetado su opinión y ha defendido la posición de su partido.

Según Pedro Sánchez, como última fuerza política viva de la Transición, el PSOE es el verdadero arquitecto del pacto constitucional con el cual, ha dicho, mantiene firme su compromiso. 

El presidente ha recordado que en España ha habido casos de corrupción en los partidos y nadie ha pedido la supresión del sistema de partidos. «Se juzgan personas, no se juzgan instituciones», ha dicho tajante, defendiendo el valor de la monarquía en estos momentos: «Es la peor pandemia en cien años y España necesita estabilidad e instituciones fuertes».

Por eso considera que la respuesta de la Casa Real ante la crisis abierta por las supuestas irregularidades del rey Juan Carlos ha sido «a la altura de una democracia vigorosa» ya que «los medios de comunicación han hecho su papel, no han mirado hacia otro lado, han denunciado las supuestas irregularidades y los jueces lo están investigando».

Lo importante, en su opinión, es que la Casa Real ha marcado distancias con estos supuestos casos de corrupción y que Juan Carlos se ha puesto a disposición de la justicia «como cualquier otro español».  

Pero a pesar de elogiar la transparencia, Pedro Sánchez se ha negado a hablar del destino del rey. En un primer momento ha dicho que no dispone de tal información, para después decir que esto le corresponde decirlo a la Casa Real. Sobre la asignación a Don Juan Carlos, ha dicho que las asignaciones quedan establecidas en los presupuestos.

Sobre el gobierno de coalición

La tensión entre los dos partidos del gobierno de coalición ha ido en aumento tras hacerse pública la salida del rey don Juan Carlos de España. Unidas Podemos se ha quejado de haberse enterado por los medios de la decisión, y ha aprovechado para arremeter contra la monarquía y volver a esgrimir la propuesta de un referéndum para la república.

Sánchez ha escurrido el bulto y se ha limitado a decir que está muy satisfecho con el gobierno de coalición. Ha defendido la acción de gobierno en la peor coyuntura, y ha reafirmado su satisfacción «con todos y cada uno de los ministros de este Gobierno».

Sánchez ha puesto la inminente negociación de los Presupuestos Generales del Estado como ejemplo de este compromiso con el gobierno de coalición: «Tenemos sólo 155 escaños, necesitamos 21 más y estamos abiertos a todos los partidos sin excepción, pero la base de los presupuestos serán los acuerdos de legislatura».

En este sentido, Pedro Sánchez ha recalcado que España se encuentra en una situación excepcional y que requiere la responsabilidad de todos los partidos para sacar adelante los presupuestos. «Es obligación del Gobierno presentar los presupuestos, pero las formaciones tienen la responsabilidad de presentar propuestas para alcanzar un acuerdo».

Sobre el progresivo acercamiento de Ciudadanos al PSOE, Pedro Sánchez ha recordado que la prioridad es cumplir con los objetivos de la legislatura marcados por el Gobierno de coalición con Podemos, pero que están abiertos a todas las fuerzas políticas con ganas de arrimar el hombro.