Sanitarios realizando una prueba pcr para el coronavirus a una mujer

Hasta 700 euros: El precio de una PCR para los españoles que vuelven a casa en Navidad

Muchos piden que no se les trate como turistas

Cada vez queda menos para uno de los momentos más esperados del año. Las navidades están a la vuelta de la esquina y los españoles todavía seguimos con la incógnita de saber exactamente cómo podremos celebrarlas. Desde hace días estamos a la expectativa que Sanidad y las comunidades autónomas establezcan una especia de plan común, aunque sean solo recomendaciones que cada una podría modificar, para determinar, entre otras cosas, el número de personas que se podrán juntas en las comidas navideñas y si nos podremos mover por todo el país. 

Mientras esperamos ese momento, hay algunos españoles que residen en el extranjero, aunque quieren volver a pasar las fiestas en familia, ven como esto les supondrá un gasto extra respecto a otros años y que hay que añadir a los vuelos, ya de por sí caros por estas fechas. Y es que desde el 23 de noviembre es obligatorio para cualquier persona que entre en España por vía aérea o marítima presentar una PCR con un resultado negativo de las últimas 72 horas. 

Y esta medida no hace distinciones. Es aplicable tanto a los turistas como a cualquier persona residente en uno de los países considerados de riesgo, aunque sea de nacionalidad española. Además, tal y como se recoge en el BOE, quién no presente la prueba se ve expuesto a ser sancionado con multas de hasta 6.000 euros. 

Muchos de estos españoles vuelven a casa desde otros países europeos, y pese a ello están viendo como se encuentran con tener que pagar cantidades desorbitadas. Lo que explican es que se ha llegado a pagar hasta 700 euros en países como Austria para conseguir unos resultados a tiempo y no perder el vuelo. En redes denunciar como les sale más caro la prueba que «el vuelo ida y vuelta desde Viena». 

Pero la situación no es diferente en muchos otros países de nuestro entorno. En Alemania una prueba puede llegar a valer 300 euros y en Suecia 250. Países Bajos, Bélgica o el Reino Unido son otro de los lugares donde algunos españoles se han visto en la obligación de pagar 150 o 200 para conseguir la prueba PCR y poder volar. 

Exigen alternativas para evitar un gasto extra

La obligatoriedad de someterse a una PCR ha provocado muchas quejas en las redes por la falta de alternativas. Y es que hay una gran parte de españoles que vive en el extranjero que no se puede permitir un gasto extraordinario como ese que se tiene que sumar a los billetes de avión. Es el caso de muchos jóvenes que están estudiando fuera, que también tienen algunas dudas sobre el documento a presentar. 

Existe también un cierto malestar por el hecho que el Gobierno no haya hecho distinciones entre españoles y turistas. Pero no parece que pueda haber cambios en este sentido según las palabras del secretario de Estado de España Global, Manuel Muñiz. Afirmaba que «discriminar colectivos en las pruebas que se piden en origen es problemático, porque carece de sentido epidemiológico». 

Una de las alternativas que han propuesto los españoles residentes en el extranjero es que se les pueda subvencionar estas PCR, aunque de momento no hay ningún pronunciamiento del ejecutivo al respecto. Otra de las propuestas que hacen es que sea permitan presentar también test de antígenos, cosa que solucionaría dos de las principales dificultades de las PCR. 

Por un lado, es sabido que estos son muchos más baratos que las PCR y por eso podría ser un gran ahorro para muchos de los españoles que quieren volver a casa. Por otro, permitiría dar seguridad para no tener problemas para la vuelta a casa por la tardanza en obtener los resultados. Estos son inmediatos mientras que muchos laboratorios tardan hasta de 3 a 5 días en confirmarlos a través de una PCR. 

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio