Clientes en la cola del supermercado durante el Coronavirus en España

El grupo BonÀrea comunica unos 60 positivos de coronavirus

La cadena está tranquila y asegura tenerlo todo muy controlado

El grupo BonÀrea ha emitido un comunicado en el que explica que desde el mes de junio se han hecho 3.000 pruebas PCR a sus trabajadores y que un 1,2% de la plantilla ha dado positivo de coronavirus; es decir unos sesenta de sus 5.500 trabajadores, de los cuales más de 4.000 trabajan en el centro de trabajo situado en Guissona. BonÀrea asegura que se han seguido los protocolos con el aislamiento de todos los afectados y de los contactos estrechos, así como su seguimiento y control.

«La situación actual es de normalidad con una tasa de incidencia a la baja y sin ningún brote», añaden. Además, destacan que la mayoría de casos detectados son «asintomáticos, leves y sin hospitalización».

«Se han tomado todas las medidas necesarias para cortar cualquier cadena de transmisión», explican en el comunicado y añaden que sus centros de trabajo están «controlados». Desde la empresa destacan que el índice de incidencia del coronavirus a BonÀrea está dentro de la normalidad, ya que este 1,2% es inferior a la media de la población en general (un 5%).

Crece la amenaza del coronavirus en Cataluña

La jefe de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d'Hebron, Magda Campins, cree que debería haber más de 2.000 personas que rastreen los casos de Covid-19 para hacer seguimiento y ayudar a controlar la propagación del virus. Actualmente, dijo, solo hay 150 rastreadores. En una entrevista en RAC1, la doctora ha señalado que se trata de una cifra «totalmente insuficiente», y explicó que hace cinco días propuso a Salud que los hospitales podrían ayudar a hacer los rastreos, pero todavía no ha obtenido respuesta.

La jefe de Epidemiología del Hospital de la Vall d'Hebron, Magda Campins, ha dicho que la detección de los casos se hace «correctamente», porque tanto desde los hospitales como desde atención primaria ahora se pueden hacer las pruebas PCR . Pero lo que ahora realmente les preocupa es el seguimiento de los contactos de los casos que resulten positivos. «No hay suficiente rastreadores», ha dicho.