Imagen aérea de Madrid

Alerta: La policía se prepara para un fin de semana caliente en las calles

El miércoles hubo el primer ensayo de lo que puede pasar, con peleas entre manifestantes y miembros del Distrito 14

Policía Nacional y Policía Municipal preparan un dispositivo en Madrid para contener lo que ya prevén como un fin de semana caliente, con enfrentamientos entre extrema izquierda  y extrema derecha. Los cuerpos policiales han elaborado un informe en el que alertan de grupos organizados que quieren reventar las manifestaciones de Vox.

Según ese informe, «Lo que realmente buscan es enfrentarse violentamente con las personas de las caceroladas, a los que tildan incluso de ‘fascistas’, de extrema derecha, y ahí tienen su excusa perfecta para incendiar las calles». 

La policía también cree que durante más de dos meses de aplausos en los balcones, estos grupos no han salido hasta ahora y están buscando la excusa para hacerlo. «Dicen que sólo salen a la calle para defender la sanidad pública, pero es falso», apunta el informe, que alerta de una creciente estrategia de la extrema izquierda para calentar los barrios.

Por eso la policía prepara un dispositivo en barrios de Madrid como Carabanchel, Moratalaz, Vicálvaro, Vallecas  o el centro de Alcorcón. En Vallecas, sin ir más lejos, las Brigadas Antifascistas y el sector violento de los Bukaneros ya se encararon a los manifestantes contra el Gobierno el fin de semana pasado, y sólo la presencia de antidisturbios evitó altercados mayores.

La previsión para este fin de semana es de una conflictividad aún mayor, ya que la conversión del tramo de la Castellana como zona peatonal los sábados, domingos y festivos favorece la concentración de manifestantes, que este sábado puede llegar a provocar  problemas de orden público ya que al mediodía hay convocada una protesta de Vox en coches.

A raíz de esa convocatoria, la Coordinadora Antifascista ha hecho un llamamiento con la siguiente consigna: «El 23 de mayo, ¡ataca sus coches! Con  huevos, pintura, harina o lo que sea. Acción antifascista». La Brigada Provincial de Información está monitorizando las redes en las que se mueven estos grupos, y de momento no hay presencia de grupos anarquistas, que son los más violentos y organizados.

Participación de hooligans

El ensayo para lo que se viene el fin de semana tuvo lugar el miércoles. Por la mañana iba a celebrarse, a raíz de la votación de la prórroga del estado de alarma, un «Rodea el Congreso»  como aquellos que se hacían durante y tras el 15-M y que acaban en fuertes estallidos de violencia. Finalmente se abortó, pero por la tarde hubo peleas entre manifestantes anti-gobierno y miembros del  Distrito 14, grupo con un amplio historial de altercados y arrestos.

En Moratalaz, un manifestante tuvo que ser trasladado al  Hospital Gregorio Marañón al haber sido golpeado por miembros de este grupo, y el incidente llegó hasta los grupos políticos ya que la presidenta de la Comunidad,  Isabel Díaz Ayuso, acusó a Ahora Madrid de dar cobertura a estos grupos violentos.

Los incidentes en Moratalaz y Alcorcón, bastiones históricos de la izquierda antifascistas, muestran los esfuerzos de estos grupos por reorganizarse y el uso de las caceroladas y las concentraciones anti-gobierno  como excusa para hacerlo.

En Alcorcón aún recuerdan el enfrentamiento entre antisistemas y bandas latinas que en 2007 acabó con caos, golpes y puñaladas. Dos años después, los  Alkor Hooligans  tuvieron una pelea con los  Ultra Sur en los aledaños donde se celebraba el partido entre el Alcorcón y el Real Madrid, y en 2014 Alkor Hooligans y Bukaneros llevaron a los ultras del Deportivo de la Coruña hasta el estadio Vicente Calderón la misma mañana que fue asesinado uno de los miembros de Riazor Blues, apodado «Jimmy».