ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Control de carretera de la guardia civil durante el confinamiento por el coronavirus

La policía detalla dónde estarán los controles para Semana Santa

Un amplio dispositivo policial velará para que se cumplan las normas

Cuando quedan pocos días para el pistoletazo de salida con el que dará comienzo las vacaciones de Semana Santa, el Gobierno ya se ha puesto manos a la obra para intentar disuadir a aquellos ciudadanos que piensen saltarse las restricciones que existen en la movilidad entre comunidades. Ahora que la incidencia acumulada está experimentando un claro ascenso antes de lo previsto, el Ejecutivo quiere evitar a toda costa que la Semana Santa se convierta en la causante de una cuarta ola.

La situación epidemiológica está cambiando a peor. Aunque se  trata de un leve ascenso no hay que dejar pasar que están aumentando las cifras de nuevos contagios y esto supone un riesgo de cara a las próximas vacaciones. Por el momento, las comunidades con un alto riesgo no piensan endurecer las medidas de restricción, pero desde el Gobierno ya han advertido de un gran despliegue policial para evitar los desplazamientos.

Todo preparado para Semana Santa

Llegan las primeras vacaciones tras las navidades y hay ganas de salir y reunirse con familiares y amigos. El buen tiempo invita a dejar atrás el confinamiento, pero no hay que bajar la guardia. La situación sanitaria está muy lejos de ser controlada y la cuarta ola parece estar comenzando a formarse. En este sentido, desde el Ministerio de Sanidad se pide prudencia y responsabilidad en esta Semana Santa y se siguen manteniendo las restricciones de movilidad.

Mientras los franceses y alemanes llenan los aviones con destino a nuestro país, los españoles no podremos movernos de nuestra comunidad autónoma. Y para controlar que esto sea así, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha comparecido por primera vez en el Consejo Interterritorial del pasado miércoles 24 de marzo, para explicar el dispositivo policial que se encargará de velar que no haya movilidad ni entre provincias ni entre comunidades.

Ojo si viajas por carretera

62.400 efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil serán los encargados de controlar que esta Semana Santa se cumplen las restricciones tanto de movilidad como en lo que respecta al toque de queda. Marlaska ha explicado que el dispositivo de la Dirección General de Tráfico (DGT) está ya adaptado a una menor circulación y preparado para la Semana Santa.

Se velará especialmente que se cumplen las restricciones de movilidad en aquellas zonas, como Andalucía o Galicia, donde están prohibidos los viajes entre provincias así como el movimiento entre una comunidad y otra que afecta al resto del país. Se vigilarán de manera constante las carreteras para evitar el desplazamiento entre comunidades y también dentro de las ciudades para controlar que se cumple el toque de queda nocturno.

También se procederá a un mayor control de las fiestas ilegales y reuniones clandestinas que de un tiempo a esta parte se están produciendo y que se espera se intensifiquen con motivo de las vacaciones de Semana Santa.

Por norma general y coincidiendo con el periodo vacacional, los vehículos pesados y especiales tenían limitada la circulación para favorecer la operación salida y retorno del resto de ciudadanos que viajaban por carretera a sus destinos vacacionales. Pero debido a las restricciones de movilidad, esta limitación no será aplicada en Semana Santa: «Es innecesario ante las previsiones y la necesaria disminución del volumen de tráfico» ha explicado Grande-Marlaska.

Control en los aeropuertos

El ministro del Interior también ha informado a las comunidades que, como Madrid y Galicia, pedían un mayor control en los aeropuertos, sobre la intensificación de los controles en las terminales. En este sentido, Marlaska asegura que ya se están efectuando y afirma que ninguna persona procedente de la Unión Europea accede a nuestro país sin una PCR negativa. Así mismo se controla que los viajeros que lleguen de países donde existe una amplia presencia de las variantes del virus realizan su correspondiente cuarentena.