Una mujer mayor 'autoconfinada' mira el exterior desde su ventana

Los españoles que no podrán estar en sus casas por Semana Santa según Sanidad

Los universitarios deberán permanecer durante Semana Santa en los territorios donde efectúan su curso académico

El Ministerio de Sanidad propondrá mañana a la comisión de Salud Pública el cierre perimetral de comunidades autónomas del 26 de marzo al 9 de abril, con una medida específica dedicada a controlar a los estudiantes universitarios que ejercen su función académica en una región diferente a la determinada en su domicilio. Otras de las propuestas que se harán al órgano de gobierno serán las restricciones de las actividades de ocio, que quedarán limitadas de 22 a las 6 horas y el máximo de asistentes en grupo, que será de seis. Estas nuevas iniciativas fueron presentadas en la 'Cadena Ser'.

Aunque según ha podido saber 'La Vanguardia', las demarcaciones territoriales no son conocedoras de tal hecho, por lo que todo este proceso será discutido en el siguiente Consejo Interterritorial. Ayer, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, no dio ningún dato relacionado con el plan para la Semana Santa, únicamente apuntó que pretende estrechar la incidencia de los contactos sociales e interferir en la movilidad.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Uno de los puntos que sí ha destacado es la necesidad de que todos los territorios estén de acuerdo en llevarlo a cabo, motivación que parece complicada, ya que el gobierno de Madrid está en contra de tal medida. Con este escenario, la delegación del gobierno pretende que se eviten todos los viajes que no sean estrictamente necesarios, incidiendo en los jóvenes que residen durante el año académico en otras localidades. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Cierre perimetral y restricciones a las reuniones sociales

Es la premisa de Sanidad. Solicitan que no se celebren actos multitudinarios que puedan ocasionar la concentración o aglomeración de personas. Esta medida va destinada a los eventos de carácter festivo que se van reactivando de a poco con la desescalada, como es el caso de conciertos o actividades deportivas. Entran en este prisma las reuniones limitadas entre 4 a 6 personas, ya sea en un espacio público, o en uno privado.

Pero el hecho principal que provoca un cambio y se ha establecido como la principal forma de contagio, es la celebración de encuentros sociales en domicilios u otros espacios cerrados con personas que no sean convivientes. Este acto es la causa mayor en cuanto a contagios se refiere, y permite la expansión del virus con una mayor facilidad.

Por otro lado, el Gobierno ha querido dejar claro que las personas que no hayan recibido la inyección contra el Covid, no sufrirán discriminación de ningún tipo para viajar a otros países de Unión Europea, pese a no disponer del certificado de vacunación. Así explicó la delegada de Sanidad, que además pormenorizó en el documento en sí, del cual ha rescatado que incluirá los datos de la vacunación, el resultado de la PCR y si se ha sufrido o no la enfermedad.

Una mejora de la situación pero con cautela

Carolina Darias compareció ante los medios tras una reunión más del Consejo Interterritorial, en el que se verifica la reducción de la incidencia acumulada y cuyas previsiones son al menos más positivas que en el anterior. Este dato se sitúa en 159 casos por cada 100.000 habitantes, unas cifras que se remontan al mes de noviembre, previa a la llegada de Navidad. 

A pesar de ello comentó la situación crítica que viven algunos centros hospitalarios, con la UCIs por encima del 40% en el caso de Madrid y del 30% en otras demarcaciones territoriales. En la jornada pasada se reportaron 446 fallecidos a causa del coronavirus, una cifra que sitúa el total por encima de la barrera de los 70.000 muertos.

Las comunidades autónomas siguen defendiendo el derecho a cerrar los límites de sus territorios, sobre todo porque pretenden no caer a niveles de incidencia mayor. El objetivo según ha destacado Darias, es llegar a los 25 casos por cada 100.000 habitantes en incidencia, una meta que aún se vislumbra cuanto menos como complicada.