y

La India afronta la llegada de una peligrosa plaga de langostas en plena pandemia de coronavirus

La langosta del desierto es considerada la plaga más destructiva del mundo según el Programa Mundial de Alimentos de la ONU

La plaga de langostas que  originarias de gran parte del continente africano fue catalogada de proporciones bíblicas, ya que es la peor en los últimos 70 años y afecta a los países de Arabia Saudita, Pakistán, India e Irán.

La FAO advirtió que 42 millones de personas sufren inseguridad alimentaria severa a causa del brote de langostas del desierto. Solo en Etiopía estas arrasaron con 200.000 hectáreas de cultivos, lo que provocó la pérdida de más de 356.000 toneladas de cereales como sorgo, maíz y trigo.

Normalmente estas plagas surgen luego de un año de grandes lluvias, en zonas donde la lluvia no es un fenómeno habitual. Cuando esto pasa se produce un  gran crecimiento vegetal que contribuye a que emerjan las langostas y tengan alimento.  Entonces, se genera una relación entre ellos que los vuelve gregarios, cuando en general son solitarios. Además, pueden vivir varios meses y tener entre 12 y 15 generaciones durante su vida.

La langosta del desierto es considerada la plaga más destructiva del mundo según el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU. Esta especie de saltamontes puede concentrarse en  hasta 80 millones de ejemplares por km² y es capaz de avanzar hasta 150 km/día, arrasando con cultivos suficientes para alimentar a 30.000 personas.

No solo se comen los vegetales de los que se alimentan las personas sino también los pastos para el ganado, con lo cual económicamente, y desde el punto de vista alimenticio, es un golpe muy fuerte para países donde ya la alimentación es difícil porque son semidesérticos", añadió el especialista.

¿Cómo se combate la plaga?

Según los expertos, se pueden utilizar tanto  tratamientos químicos como biológicos. Mientras que los primeros tienen como riesgo el matar también a otros insectos, como los polinizadores, los segundos suelen ser más específicos. Es muy delicado el tema de qué agentes químicos o biológicos hay que utilizar.  Actualmente la ciencia está optando por usar especies que son parásitas de las langostas. Esto da más garantías de que no habrá más problemas.

Rusia comunicó que donará 10 millones de dólares a la FAO para combatir la plaga. Esto ayudará a cubrir el déficit de financiación que existe en la lucha contra una tragedia que, para este organismo, debería ser de igual prioridad que la pandemia del coronavirus.