Imagen de archivo de Raúl González Blanco

La pesadilla judicial de Raúl González por la que podría ir a prisión

El ex jugador del Real Madrid está viviendo un auténtico tormento

El mítico ex capitán del Real Madrid,  Raúl González está viviendo un auténtica pesadilla judicial que se retomará cuando abran los juzgados. El ex madridista no logra que le exculpen de graves delitos societarios.

Raúl González Blanco está siendo investigado por vaciar ilegalmente una de sus empresas patrimoniales para no pagar una deuda. El '7' histórico del Real Madrid pidió al juez que lo investiga ser 'desimputado' de los delitos de alzamiento de bienes y de falsedad contable. Pese a su gran momento profesional como entrenador, está viviendo una auténtica pesadilla  de la que parece no despertar.

El calvario judicial de Raúl

Raúl alegó «haber dedicado toda su vida a la práctica de la actividad de jugador de fútbol profesional», por lo que carece de «conocimientos técnicos o económicos suficientes para realizar operaciones de las características de las que pudieran dar lugar a los hechos objeto de investigación». Una explicación que también realizó Cristiano Ronaldo en el pasado por otros problemas judiciales, alegando que también carecía de estos conocimientos.

El actual entrenador del  Real Madrid Castilla, el filial blanco, también solicitó lo mismo para su madre, María Luisa Blanco, a la que nombró administradora única de la empresa vaciada, diciendo que ella tampoco tenía los conocimientos necesarios.

Sin embargo, según informa 'El Mundo', en el auto del pasado 23 de febrero al que han tenido acceso, el juez instructor Juan Carlos Peinado, desestima el recurso, porque «tanto Raúl como su madre eran los administradores de Europa Scar Sport, la sociedad patrimonial del madridista que transfirió en 2011 bienes a otras entidades del mismo jugador en el delicado momento en que debía dinero a socios».

Lo que el delantero espera es demostrar inocencia, pero se juega ir a prisión. Esta pesadilla  arrancó cuando en el año 2007 Raúl  fue convencido para invertir desde su empresa Europa Scar Sport en un proyecto de energía fotovoltaica en Cádiz junto a socios que ahora se han querellado contra él, la empresa Aurantia. Cuando se retiró de la élite, el madridista se sumergió en el mundo empresarial, algo que ahora le está jugando una mala pasada.

Según apuntan desde 'El Mundo', «Raúl González ha decidido autonombrarse desde el pasado julio apoderado en las sociedades patrimoniales en las que mantiene bienes y ha colocado también al banquero Guillermo Álvarez Marrodán y al experto fiscal Jorge Mitjavila. También mantiene formalmente a su cuñado como administrador». El exfutbolista tratará de evitar ingresar en prisión a toda costa, algo que todavía no está descartado.