El rey Felipe y Pedro Sánchez con mascarilla en Martorell (Barcelona), 05/03/2021

Pedro Sánchez, obligado a explicar su polémica decisión con el rey Felipe

El monarca no participó en un acto institucional el pasado mes de septiembre por la prohibición del Gobierno

El pasado mes de septiembre, el rey Felipe VI se ausentó inesperadamente de la ceremonia de entrega de despachos a la nueva promoción de jueces en Barcelona, un evento que cada año suele presidir el jefe del Estado.

Sin embargo, en esta ocasión, el Gobierno que dirige Pedro Sánchez desaconsejó la visita del monarca a Cataluña y tomó la firme decisión de 'borrar' al rey de la lista de asistentes al acto.

La polémica determinación del Ejecutivo ha sido muy cuestionada por diversos medios de comunicación, que han exigido conocer los motivos y los responsables de esta orden que provoca aún más tensión entre el Gobierno y la monarquía.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La polémica decisión del Gobierno al prohibir al rey Felipe acudir a un acto

Por aquel entonces, los dirigentes del Gobierno de Pedro Sánchez intentaron quitar hierro al asunto asegurando que son muchas las cuestiones que se tienen en cuenta para tomar una decisión de este calibre.

«Quien tenía que tomar esta decisión la ha tomado. Esa decisión se ha tomado sopesando muchas variables. Lamento que no esté el Rey presidiendo un acto que para mí es muy emotivo. Creo que, en la ponderación de bienes, hay momentos en los que hay que sacrificar algo en pro de algo más seguro», explicaba el Ministro de Justicia, Juan Carlos Campo.

Entre las circunstancias y variables que se podrían haber valorado encontramos cuestiones de seguridad, protocolo o incluso motivos políticos, tal y como deslizó en unas declaraciones el por aquel entonces líder socialista del PSC, Miquel Iceta. 

«Quizás alguien pensó que ir a un acto de un componente judicial muy importante la semana que quizás se hacía pública la sentencia que puede afectar al presidente de la Generalitat no era la mejor opción», señalaba el actual Ministro de Política Territorial en referencia a la inminente inhabilitación de Quim Torra.

No obstante, para algunos partidos políticos y medios de comunicación el tema de la seguridad ha sido utilizado como excusa para encubrir una posible «concesión» del Gobierno a los partidos independentistas catalanes.

Pedro Sánchez, obligado a explicar la ausencia del rey en un acto en Cataluña

En cualquier caso, el Gobierno evitó dar más detalles sobre la decisión con la esperanza de que la tormenta amainase.

Sin embargo, sus pretensiones se han esfumado de golpe tras la insistencia del periódico 'ABC', que no ha cesado en su empeño de pedir explicaciones a los responsables del Gobierno.

Seis meses después de la celebración del acto y tras la petición de 'ABC', el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno ha instado a la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno a informar por qué y quién decidió que el Rey Felipe no acudiera a Barcelona el pasado septiembre.

La Moncloa tendrá un plazo de diez días hábiles para atender la petición, teniendo que aportar una «copia de la documentación a disposición del Gobierno, cualquiera que su formato, relativa a la decisión adoptada, justificativa o explicativa de la conveniencia de la ausencia del Rey a dicho acto y fecha y órgano que acordó dicha decisión».

El mismo día del acto, el periódico 'ABC' solicitó la información pertinente a la Presidencia del Gobierno, pero sin obtener ninguna respuesta.

La solicitud también llegó a los ministerios de Interior y Defensa, cuyos responsables, Fernando Grande-Marlaska y Margarita Robles, declinaron informar y redirigieron la solicitud a la Presidencia del Gobierno, que ahora serán los que tendrán que dar explicaciones tras recurrir 'ABC' al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno. 

El CTBG ha emitido una resolución estimatoria de la solicitud del periódico, asegurando que está amparada por la ley de transparencia y afeando al Gobierno que no respondiera a la solicitud «en el plazo de un mes, sin que conste causa que lo justifique».