Pedro Sánchez durante una comparecencia de prensa en la Moncloa

Sánchez da un golpe de timón para evitar el ridículo del PSOE en Madrid

Las últimas encuestas hacen temer al PSOE una debacle en la Comunidad de Madrid

Hasta el próximo 4 de mayo, toda —o, sin duda, gran parte— de la atención política en nuestro país va a centrarse en la campaña electoral de los comicios en la Comunidad de Madrid; una campaña que está ya en marcha desde su arranque el pasado domingo, 18 de abril. Un periodo en el que toman una especial relevancia las encuestas, que en el caso madrileño coinciden plenamente en sus pronósticos. Más allá de datos concretos de porcentaje de votos y de su traducción en escaños, el escenario general parece ya definido si atendemos a lo que dictan todos los sondeos.

La victoria de Isabel Díaz Ayuso parece cantada. El PP está en disposición de doblar los 30 escaños que tenía desde 2019, e incluso podría aproximarse a la mayoría absoluta, que en esta legislatura se sitúa en los 69 asientos en la Asamblea de Madrid. Por ahora, los pronósticos más optimistas dejan entrever que Ayuso puede llegar a los 64, pero hay margen durante la campaña para que reciba el empuje necesario para llegar al umbral de los 69. Su perspectiva contrasta de pleno con la que tiene el ganador de las elecciones en 2019. Entonces, Ángel Gabilondo obtuvo 37 diputados que le valieron un triunfo innecesario: no consiguió suficientes apoyos para conquistar la presidencia regional.

Sánchez teme una debacle del PSOE en Madrid que se le gire en contra

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Ahora, el PSOE ve como el objetivo de volver a repetir la victoria queda muy lejos ante la previsible y abismal subida de Isabel Díaz Ayuso. En Ferraz, la sede nacional del PSOE, son conscientes de ello, aunque algunas de las voces más optimistas albergan esperanzas de que la suma de los socialistas con Más Madrid y Unidas Podemos pueda llegar a 69 escaños. Una previsión muy optimista teniendo en cuenta que ninguna encuesta pronostica tal suma más allá del CIS de hace unas semanas. Para más inri, la tendencia de las últimas semanas ha hecho saltar las alarmas en las filas del PSOE: preocupa, y mucho, la línea descendente que Ángel Gabilondo está tomando en los sondeos.

Mientras hace unas semanas algunos de los estudios demoscópicos publicados situaban al PSOE en los 37 escaños que ya tiene a día de hoy o incluso ligeramente por encima, desde entonces Ángel Gabilondo se ha visto estancado en las encuestas y, poco a poco, ha iniciado el camino del retroceso: de 31 a 35 diputados era el último pronóstico para el candidato socialista, muy por debajo de sus propias expectativas. La tendencia a la baja podría continuar sin cesar en los próximos días, situando a los socialistas en el umbral de los 30 escaños o incluso por debajo, un eventual resultado que sería muy malo para el PSOE, casi rozando el ridículo. O lo que es lo mismo, un tremendo varapalo para el Gobierno de Pedro Sánchez.

El presidente del Ejecutivo teme que la prevista cómoda victoria del PP en Madrid se combine con una debacle sin paliativos del PSOE. Ello, que ya sería en sí mismo un golpe importante para los socialistas, podría a su vez resuscitar a los populares e instalarlos en una dinámica optimista, sumiendo a los socialistas en una tendencia de signo contrario. En definitiva, Sánchez teme que el 4 de mayo sea un punto de inflexión que neutralice la distancia de casi 11 puntos que el PSOE le saca al PP a nivel nacional, según el CIS publicado el pasado lunes.

Un golpe de timón para evitarlo

Con este propósito, el presidente del Gobierno va a poner toda la carne en el asador para empujar a Ángel Gabilondo y evitar el temido varapalo. De hecho, confían en que el debate que este miércoles se emite en Telemadrid sea el inicio del nuevo camino del PSOE para convencer a los 600.000 madrileños indecisos y poder, por qué no, remontar los pronósticos de las encuestas. Los socialistas necesitan movilizar a la Comunidad de Madrid y con este propósito, Pedro Sánchez está decidido a dar un golpe de timón a la campaña electoral de Gabilondo.

Es por eso que él mismo va a intensificar todavía más su presencia en los actos de campaña, pero también ha llamado a filas a una docena de sus ministros. 'El Confidencial' relata este miércoles que nombres como José Luis Ábalos, Carmen Calvo, Nadia Calviño o Margarita Robles van a estar presentes en muchos de los casi 700 actos previstos por los socialistas hasta finalizar la campaña, el domingo día 2 de mayo. Sánchez también ha optado por movilizar a los 59 alcaldes socialistas de la Comunidad de Madrid, que van a irrumpir en campaña para asimilar a Gabilondo con la idea de gestión. 

Alcaldes de localidades importantes como Fuenlabrada, Getafe, Alcalá de Henares, Móstoles, Alcorcón, Leganés o Parla van a sumarse al presidente del Gobierno y a los ministros socialistas, que van a implicarse de pleno en la campaa de Ángel Gabilondo en los once días que restan todavía. Objetivo primero: salvar los muebles. Objetivo ulterior: movilizar a los indecisos y soñar con un gobierno progresista en Madrid.