Pedro Sánchez y Begoña Gómez en el Master Series de Madrid del 2018

Pedro Sánchez y Begoña Gómez se quedan sin su ansiado viaje: 'salud delicada'

El presidente del Gobierno tenía previsto asistir a una cumbre hispano-marroquí

Pedro Sánchez y su mujer, Begoña Gómez, tenían previsto asistir a una cumbre hispano-marroquí el próximo 17 de diciembre. Sin embargo, la delicada salud del rey Mohamed VI de Marruecos, ha provocado que la reunión tenga que ser aplazada. 

Aunque el monarca de 57 años no participa en ella, sí que recibe tradicionalmente a la delegación española que viaja hasta Rabat o, por lo menos, al presidente del Gobierno

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La cumbre que debía celebrarse en los próximos días ha sido demandada por la capital de Marruecos.

El Gobierno español no quería celebrar la cumbre

Sin embargo, y según apuntan fuentes diplomáticas, la petición no fue muy bien acogida en la Moncloa porque consideraban que la relación con este país había quedado estancada a causa de la epidemia y que se podrían firmar pocos acuerdos. 

A pesar de esto, Saadedín el Othmani, primer ministro marroquí, anunció la iniciativa en sus redes sociales y el Gobierno español no tuvo más remedio que confirmar la cita. 

Pero la delicada salud del rey Mohamed VI ha supuesto que la sede de la jefatura del Gobierno de Marruecos pida a la Moncloa un aplazamiento de dos meses de la cumbre. 

Así, los dos gobiernos han publicado un comunicado conjunto en el que explican que «la situación epidemiológica actual impide celebrar la reunión en la fecha prevista con las garantías de seguridad sanitaria que estiman convenientes». Aunque Pedro Sánchez no cree que este sea el motivo real de aplazar la cumbre, firmó la petición.

La delegación española que iba a viajar a Marruecos fue recortada por la Moncloa precisamente por este motivo, dejando a Pablo Iglesias fuera, y los participantes estaban dispuestos a someterse a una PCR antes de asistir a la reunión, tal y como hicieron el pasado mes de noviembre para la cumbre con Italia en Mallorca. 

La delicada salud de Mohamed VI, el verdadero motivo del retraso

La verdadera razón por la que se habría solicitado el retraso sería la deteriorada salud de Mohamed VI.

El pasado 14 de junio, el rey marroquí fue operado en el quirófano del palacio real de una arritmia cardiaca y aunque fue una intervención exitosa padece una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) de la que está siendo tratado.

Se trata de una dolencia que con el tiempo desemboca en un enfisema pulmonar o en una bronquitis crónica.

Una enfermedad que se puede apreciar cuando Mohamed VI pronuncia discursos que tiene que interrumpir brevemente para toser o salpicados de sibilancias

La conmemoración del aniversario de la Marcha Verde con la que Marruecos se adueñó del Sáhara Occidental, donde el monarca pronunció su última alocución, estaba prevista para el pasado 6 de noviembre y finalmente tuvo lugar el día 7. 

Nunca se llegó a explicar el motivo de este retraso, pero Mohamed VI apareció con muy mal aspecto ante las cámaras de televisión. Asimismo sucedió el 29 de julio cuando leyó el discurso del trono.  

¿Qué son las cumbres bilaterales?

El expresidente Felipe González fue la persona que instauró las cumbres bilaterales con Marruecos y con otros países. 

Las cumbres bilaterales hispano-marroquíes se conocen como reunión de alto nivel (RAN) y no se ha celebrado ninguna desde hace cinco años. Además, España es el único país que sigue celebrando las cumbres con Marruecos.

Son reuniones que sientan frente a frente a un gobierno con alto poder ejecutivo, como el español, con uno con muy poca autoridad, como el marroquí. 

Aun así, cuando las cumbres se celebran en Marruecos pueden tener cierto sentido, porque incluyen una larga audiencia con el rey. No sucede lo mismo cuando tienen lugar en la Península.